La baticueva es ese tan característico cuartel del superhéroe Batman, situado en una especie de cavernas subterráneas que se encontraban debajo de su gran mansión. Parece que la extravagante Lady Gaga, fan del cómic ha podido darse el gusto de cumplir con su "locura" del año 2011 cuando se presentó en el programa de televisión Late Show luciendo vestida como el popular superhéroe. Actualmente la estrella del pop es la nueva envidia de los millones de fans que posee el comic en todo el mundo, hace apenas unos días la cantante compró una mansión en Malibú con un precio estimado de unos 23 millones de dólares.

Pero ¿qué es lo que hace tan especial a la nueva mansión Germanotta? Lo que hace única a la nueva adquisición es que posee una especie de pasadizo secreto al que se tiene acceso desde la sala de estar y que lleva hasta un área subterránea donde se pueden encontrar canchas de bolos y máquinas de lanzamiento de básquetbol, es una especie de gran sala de entretenimiento situada en un sitio muy particular.

Anuncios
Anuncios

Esta costosa mansión pertenecía anteriormente a Dan Romanelli, fundador de Warner Bros quien compró el terreno en el año 2000 a un costo muy reducido de 2 millones de dólares y tiempo después construyó la asombrosa casa que llamó la atención de la artista y de todos los habitantes de Malibú.

No existe persona más indicada que Lady Gaga para vivir en esta descomunal mansión, ya que su alocada manera de ser y extraños gustos van perfectos con su diseño. Los gustos particulares de la cantante es lo que tiene deslumbrados a sus pequeños monstruos quienes adoran ese toque de locura que la hace tan especial frente a otras artistas de la música.

Además del área subterránea, la mansión está formada por cinco cuartos, un establo para caballos, doce baños, un gimnasio y una cancha para realizar deportes.

Anuncios

Ocupa un espacio de tres hectáreas y posee una increíble vista hacia el océano. Pero lo más increíble luego de la baticueva es su enorme bodega donde se cree que caben aproximadamente 800 botellas de vino.

Su estilo cambiante es lo que caracteriza a la estrella de Hollywood de tan sólo 28 años, en las últimas semanas se la ha visto luciendo un look muy dark, parece que se ha mimetizado con su nuevo hogar y el personaje de superhéroe le queda pintado. Sólo falta que la veamos paseando en un batimovil, lo que no resultaría nada extraño por ser Lady Gaga.