La tan esperada visita del cantante en Argentina generó revuelo el pasado año, no sólo por haber suspendido uno de sus shows sino que su personal de seguridad agredió brutalmente a un fotógrafo argentino luego de la salida de Justin Bieber del conocido boliche Ink donde lo esperaban reporteros y fotógrafos. Lejos de mostrar simpatía y al nivel de no dejar que le tomen ninguna foto, los guardaespaldas se mostraron muy agresivos tapando las cámaras con telas negras y hasta llegaron a romper una de ellas.

El fotógrafo agredido, Diego Pesoa, realizó la denuncia ante el Juzgado de Instrucción N° 21 de Capital Federal luego de sucedido el episodio, la justicia embargó preventivamente 2 millones y una parte del equipamiento que el cantante utilizaba para sus presentaciones.

Anuncios
Anuncios

Luego de varios meses, el día de ayer el juzgado decidió citar a indagatoria a Justin Bieber dando lugar al pedido realizado por los abogados del fotógrafo, Victor Stinfale y Matías Morla. El siguiente paso del juez Diego Slopky se estima que será ordenar la detención a nivel internacional del joven canadiense.

Hace aproximadamente un año miles de fans en la Argentina esperaban a Justin con gran entusiasmo, fue el Hotel Faena donde decidió alojarse pero debido a los disturbios que el joven ocasionaba junto a sus amistades, personal de seguridad y sumado al revuelo de los fans en la puerta, el personal del hotel decidió pedirle que se retirara. Esa misma noche fue cuando el cantante decidió pasar por el boliche Ink, ubicado en el barrio de Palermo. Parece que el hecho de que el Faena lo echara a él y a su gente provocó un enojo que terminó con un descargo contra la prensa.

Anuncios

Sólo queda esperar cómo reaccionará el popular cantante juvenil ante este hecho, muchos esperan que cumpla y venga a la Argentina a declarar, mientras que otros creen que no le dará mucha importancia a esta situación.

No es la primera vez que Bieber es protagonista de estos escandalosos sucesos, ya debió pagar previamente una multa de 80 mil dólares por arrojar huevos en la casa de su vecino, también realizó trabajo comunitario por 5 días seguidos y fue detenido por manejar bajo el efecto de drogas y alcohol.