Miley Cyrus como siempre dando la nota, y como no podía ser menos en su fiesta de cumpleaños. La cantante estadounidense ha celebrado su cumpleaños con una fiesta que ella misma ha denominado como "Happyland". Por supuesto la fiesta se basa en sus gustos, así es que estuvo rodeada de objetos de placer, juguetes, y como no, decorada con hojas de marihuana que eran proyectaban por luces.

La fiesta se realizó el sábado pasado en un local de Los Ángeles, un club nocturno de West Hollywood. El local fue decorado especialmente como pidió la cumpleañera, y entre las extravagancias del mismo hay que destacar el toro mecánico en forma de miembro masculino, juguetes especiales utilizados para relaciones íntimas, muñecas inflables que decoraban todo el local y las hojas de Marihuana fluorescentes, todas las actividades de la fiesta giraban sobre el mismo tema.

Anuncios
Anuncios

A la fiesta asistieron todos los amigos de la cantante, como Adam Lambert, al cual se lo pudo ver relacionándose con una de las muñecas inflables, Sky Ferreira, quien fue la telonera de Miley en la gira BANGERZ en Europa. Miley llegó a la fiesta acompañada por su novio Patrick Schwarzenegger, y quien también estuvo presente ha sido su hermano Braison Cyrus.

Por supuesto la cantante también se lució con su "vestido de cumpleañera" ya que se puso un vestido bien corto en el cual la pollera era color verde flúor y el top rosa también flúor, por encima se puso una campera cortita de piel de color rosa y amarilla, que pronto quedó obsoleta, ya que la cantante se quedó en top-pless para bailar "Super Freak", de hecho uno de sus amigos filmó ésta "mini actuación" de Miley en la cual se queda en top-ples y saca la lengua.

Anuncios

Por su parte el novio de Miley fue disfrazado con un mono de piloto, el como siempre recatado y sin llamar la atención.

La torta tampoco fue nada tradicional, pero en esta ocasión para sorpresa de la homenajeada tenía forma de pizza. Sí la torta simulaba una pizza de pepperoni, con sus velas, las cuales una vez que estuvieron apagadas Miley comenzó a repartir la torta lanzándola directamente a la cara de sus invitados.

Bueno en esta ocasión la cantante ha demostrado una vez más que puede ser tan polémica, como extrovertida, y escandalosa en todos los ambientes, tanto si da un concierto para miles de personas, como en la fiesta privada de su cumpleaños, como de hecho lo pudimos ver el año pasado. Este año dentro de lo que cabe no parece tan escandalosa, ¿o será que ya nos hemos acostumbrado a ver las excentricidades de la cantante? #Música