La modelo Chechu Bonelli y el futbolista Darío Cvitanich se casaron en San Nicolás. Rodeados de toda la familia pero más que nada de la pequeña de ambos, la nena que tienen, Lupe de dos añitos. La pareja lleva más de tres años junta. Desde que se conocieron no se han separado, pero han querido hacerlo de manera legal, así que decidieron venir a nuestro país a dar el "sí quiero".

De lo más emotivo para destacar ha sido el mensaje tiernísimo que le envió Chechu a Darío un par de horas antes de la celebración: "Hoy es el gran día, prometo amarte hasta el final". El mensaje se lo envío la modelo por su cuenta de Instagram, con una foto en la cual salen los dos.

Anuncios
Anuncios

La modelo publicó imágenes mientras se arreglaba para el gran momento, la pudimos ver mientras la maquillaban y la peinaban no dejó su celular en ningún momento, hasta que llegó a la Iglesia. Momento en el cual fueron los invitados los encargados de sacar las fotos que al terminar la ceremonia ya colgaban en sus redes sociales.

La boda se celebró en la Iglesia de San Nicolás. Ambos estaban divinos, al salir fue Darío quien llevaba a la pequeña Lupe en brazos. El vestido de la novia era bastante provocativo, todo de encaje con un escote pronunciado hasta el ombligo, llevaba velo y el cabello recogido. El ramo era de rosas blancas y rosas poco llamativo pero muy glamuroso. A pesar de que el vestido era precioso, cuesta creer que con lo religiosa que es Chechu haya elegido un vestido de ese diseño.

Anuncios

La pareja se conoció en Buenos Aires y fue amor a primera vista. Enseguida comenzaron una relación sentimental y a los pocos meses Chechu se quedaba embarazada. El jugador del Boca fue transferido a Amsterdam, así es que la modelo dejó nuestro país y se trasladó con él para estar a su lado. De ahí Cvitanich fue transferido al club francés Olympique, y la pareja tuvo que mudarse a Niza, donde viven actualmente. #Fútbol #Moda

Volvieron a nuestro país solo para casarse, ya que querían hacerlo en la ciudad natal del delantero, y como dentro de seis meses se le acaba el contrato, sin saber cuál será el destino que les depara, han decidido hacerlo ahora que tenían programado el viaje para pasar las fiestas navideñas.