Luego de casi nueve meses del suicidio de su esposo Fabian Rodriguez, Nazarena Velez aún intenta hacer el duelo, por eso decidió visitar el cementerio por primera vez luego del hecho junto a su pequeño hijo Thiago. "Es lo peor que viví en mi vida" declaró la actriz a Primicias Ya.

Aún débil e intentando superar la herida tan grande que le causó la decisión de Fabián de terminar con su vida, Nazarena sigue intentando mantenerse de pie y con esperanzas de salir adelante. En cuanto a su hijo Thiago, aún se encuentra recibiendo atención de profesionales de la salud quienes animaron a su madre para que lo llevara al cementerio, Jardín de Paz, a pasar un momento donde se encuentra enterrado su padre.

Anuncios
Anuncios

Fue por la mañana del día sábado 20 de diciembre cuando Nazarena decidió no perder más tiempo e ir aquella tarde con su hijo hasta la tumba donde descansa el cuerpo de Fabián Rodríguez, para que allí Thiago pudiera entender más qué es lo que sucedió y realizar su propio duelo. Una fuente allegada aseguró que los psicólogos del niño le exigieron por bastante tiempo a la actriz que lo llevara.

Alrededor de las 15.30 Nazarena habló con "Titi", su hijo, y le preguntó si quería ir a donde estaba su papá, a lo que el niño asintió rápidamente sin dudarlo. Nazarena y Thiago llegaron aproximadamente a las 16 horas al Jardín de Paz, el pequeño llevaba un ramo de flores en sus manos al igual que su madre. Juntos caminaron por los pasillos del cementerio y se cruzaron con una mujer que al reconocerlos quiso besar al niño.

Anuncios

Tras buscar la tumba, llegó el momento en que Nazarena se paró en el césped verde y le dijo a su hijo que allí estaba su padre, Titi, sin entender, observaba la tumba e instantáneamente se sentó en el pasto a decirle algunas palabras a su padre Fabián. Fue un momento muy difícil y lleno de emoción, repleto de llantos, abrazos y gritos, pero sin duda una situación a la cual Thiago debía enfrentarse para sanar sus heridas y expresar sus sentimientos junto a la tumba de su padre.