Tal como se pronosticaba, la película más premiada fue Boyhood que se llevó tres de las cinco estatuillas a las que estaba nominada, en donde Richard Linklater, se alzó como mejor director; Patricia Arquette se llevó la presea a mejor actriz secundaria, además de recibir el premio como mejor película.

Por su parte, El gran hotel Budapest se llevó sorpresivamente el galardón como Mejor comedia arrebatándoselo a Birdman, que era favorito, aunque no se fue con las manos vacías pues de la mano de Alejandro González Iñárritu, logró dos estatuillas.

Después del nervio de los premios, los invitados, entre ellos, el director de Birdman Alejandro González Iñárritu se fueron a celebrar su triunfo en la fiesta que realizó Twenty Century Fox, compañía productora de la cinta, momento en que el cineasta mexicano compartió con sus grandes amigos Alfonso Cuarón y Guillermo del Toro:

"Me siento muy orgulloso y sobre todo feliz de compartirlo con mis compañeros y socios escritores, y sobre todo, el que nos hayan dado este reconocimiento los colegas y los periodistas es siempre una satisfacción enorme", dijo González Iñárritu.

Anuncios
Anuncios

Sus grandes amigos y colegas, Alfonso Cuarón y Guillermo del Toro se mostraron muy contentos con el triunfo del cineasta:

Cuarón definió la película de Birdman como "una obra maestra", mientras que del Toro dijo sentirse muy feliz de estar compartiendo ese momento con Alejandro ya que se trata de una excelente película que empuja los límites narrativos del #Cine: "Alejandro tiene un gran ingenio, talento y una energía increíble", aseguró el cineasta.

Quien también fue reconocido en Birdman fue Micheal Keaton como mejor actor de comedia.

La fiesta, se supo que estuvo muy amena, y Alejandro recibió todo tipo de felicitaciones por parte de los invitados entre los que se encontraban.

Edward Northon, quien esa noche también estaba nominado como mejor actor de reparto por Birdman y quien perdió ante J.K.

Anuncios

Simmons, por Whiplas, pasó gran tiempo platicando con Iñárritu y Cuarón… fue una noche para celebrar ya que los tres amigos mexicanos se volvieron a juntar.

Lejos de los premios, quien se llevó la noche fue Jane Fonda que dejó a todos con la boca abierta por su espectacular belleza. La actriz de 77 años lució hermosa, elegante, conservada y presumió un cuerpazo que dejó atónitos a propios y extraños.