Eugenia lleva dos semanas intentando que Matías se sincere con lo que realmente siente. Esta semana nuevamente Liz decidió "jotearlo" y para ello sacó todas sus armas arelucir y logró llevarse a quién estaba "joteando" a su terreno, lo que ha sido la gota que colmó el vaso para Eugenia.

El argentino lleva días con ojos sólo para la dominicana, lo que ha enloquecido a Eugenia a tal punto de decirle que no aguantaba más y que tomara una decisión. Después de pensarlo y mucho, y en una fiesta de la espuma que sacó aún más los celos a la luz, Matías le comunicó a su pareja que era mejor que se tomaran un tiempo.

La joven vio cómo en esa fiesta su pareja bailó con Liz más que animadamente, lo que la hizo enojar aún más ya que, si realmente él la quisiera hubiera luchado por su amor y no se hubiera ido a bailar con ella, después de las últimas conversaciones que habían tenido.

Anuncios
Anuncios

Eugenia está al límite de sus fuerzas ya que, después de diez años como pareja con Matías, esperaba un poco más de él.

El hombre no puede resistirse a los encantos de su "jote" y así lo ha revelado. Con esta decisión de Matías a Eugenia no le quedó más que irse del encierro de Pirque, ya que no soporta la idea de quedarse sola y seguir viendo cómo lo siguen "joteando" y cómo él mira a la dominicana con cara de "embobado".

Esta decisión ha tomado por sorpresa tanto a Matías como al resto de los concursantes ya que, a pesar de que Eugenia estaba visiblemente enojada, nadie se imaginaba que iba a tomar esta determinación. No era la primera vez que le decía a su pareja que pensara las cosas, y que se tomaran un tiempo para ver si seguían o no con la relación. #Televisión #Redes Sociales #Chile

Eugenia lo comunicó a la producción para que estuvieran al tanto, habló con el psicológo  y luego fue a despedirse de los que hasta entonces habían sido sus compañeros de convivencia. El desgaste que ha sufrido esta pareja dentro del reality ha sido más que visto por todos los seguidores del programa. Está claro que Matías ve a una mujer cuando mira a Liz y a Eugenia como a una compañera y nada más.