Liz Emiliano lleva un par de semanas rondando a Matías al cual ha decidido "jotear" esta semana y para ello puso todas sus cartas sobre la mesa. La "negra" lo eligió y para ello fue a la elección de tríos con un vestido rojo que se llevó los ojos de todos los concursantes y hasta de la presentadora, que afirmó que le daba envidia ver cómo le quedaba de bien esa prenda.

Así comenzó el "joteo" en el cual la dominicana dijo a quién elegía con nombre y apellido, a lo que Eugenia se encendió ya que lo primero que dijo fue, "hasta se aprendió tu apellido". Fuera de sí, la joven dijo que se sentía súper mal por ver cómo miraba su pareja a Liz, que estaba despampanante.

Anuncios
Anuncios

Eugenia reconoció que no se sentía mujer delante de la dominicana, porque veía cómo Matías la miraba; como una verdadera mujer y a ella como una "papa". La Emiliano dijo que iba a dar todo de sí en esta semana y así lo demostró; en la primera prueba y a pesar de apagar la luz, se pudo ver cómo provocó Liz a Matías, donde cumplió con el reto, que era morderle el labio, aunque ello hizo mucho más.

El juego que fue bastante sensual y provocativo, y dejó el ambiente bastante "calentito". De hecho, Liz reconoció que le pasó algo más que sólo los besos que recibió de Matías, ya que este hasta le subió el vestido. Hay que reconocer que Liz en una de las mejores, en cuanto a juegos de seducción se refiere; dentro de la casa hizo los minutos más eróticos de toda la prueba.

Pero no todo fue obra de ella, ya que Matías también tuvo que cumplir su prueba con respecto a Liz.

Anuncios

En la misma tenía que besarla y, para no hacer menos de lo que Liz le había hecho el argentino, dijo que los besos podían ser en todo el cuerpo. Y así fue como completó el reto, provocando a quien lo estaba "joteando", más aún de lo que ella lo había hecho. #Televisión #Moda #Chile

Suponemos que Matías se siente totalmente libre, puesto que Eugenia, antes de entrar al búnker le había dicho que, si la veía a Liz como mujer y a ella no, que se dejaran por un tiempo. A pesar de no contestarle, parece que con este "juego", el argentino lo ha dejado más que claro.