Hace poco más de un mes, anunciábamos con bombos y platillos el estreno de la nueva ficción de Telefé, "Entre Caníbales", con gran expectativa no sólo en el canal donde se emitiría la tira diaria sino también en el ámbito televisivo en general.

La envergadura de la producción, la moderna tecnología aplicada para su realización hasta ahora jamás utilizada en la TV #Argentina, un elenco de actores talentosos y con buen rendimiento en otras ficciones y la chance de competir contra formatos en otros canales opuestos a esta producción entre el canal y la productora de Juan José Campanella formaban un combo de gran atracción para los televidentes.

Anuncios
Anuncios

Pensada originalmente para ser una ficción de 120 episodios diarios, ahora "Entre Caníbales" verá su historia reducida literalmente a la mitad de capítulos, y está pautado que las grabaciones finalicen en el mes de agosto, algo inesperado para todos los que participan tanto delante como detrás de cámara para brindar un producto de alta calidad que lamentablemente no encontró su paralelo en los números emitidos por IBOPE, la compañía a cargo de medir los niveles de rating en la pantalla chica.

A pesar de los recientes cambios de horario, las manifestaciones de apoyo a la serie por parte de Tomás Yankelevich, Gerente de Programación de Telefé, quien desde su cuenta personal en Twitter escribió que la tira seguiría semanalmente al aire en el horario de las 23, excepto los viernes, la realidad es la que muestran los números.

Anuncios

#Televisión #Series

El rating comenzó moderadamente bien para "Entre Caníbales", del cual se supo que en su primera emisión, hace casi un mes, el 20 de mayo, logró un promedio de 14.4, un número que no es suficientemente elevado para un programa de horario central en Telefé pero que podría decirse que está bien para los niveles que se observan en la TV de la actualidad. Sin embargo, y partiendo desde un valor relativamente bajo, los números siguieron una tendencia negativa y continuaron descendiendo. Esto suscitó que la producción se emitiera cada vez más tarde de lo habitual, en un horario que tampoco lo beneficia, y en el que tampoco logra ganar en su franja. Todos estos factores no hicieron más que adelantar lo inevitable: un final anticipado de una historia que, aún no se entiende por qué, no logró atrapar a los televidentes a pesar de todos los elementos que tenía a su favor.