Ángela se ha lucido en los pocos días que lleva en la casa de Gran Hermano 2015 y parece que la "hermanita" ya tiene los días contados. Y para variar no será gracias a sus compañeros sino por su propio comportamiento.

La de Villa 31 ha contado demasiadas cosas del exterior a los "hermanitos" y a pesar de ser avisada la chica no se queda callada y ya ha recibido tres tarjetas amarillas. A pocas horas de entrar en la casa ya rompía la primera regla al contarles lo que había sucedido en la bombonera con el clásico Boca-River, sobre el incidente del gas pimienta y por si fuera poco les contó el resultado de la Copa Libertadores.

Anuncios
Anuncios

Angie violó así el aislamiento al que se deben encontrar los concursantes esto hizo que Gran Hermano tomará medidas. Así llamó a la concursante y le advirtió con una amarilla y que tuviera cuidado con lo que contaba de ahí en adelante porque corría el riesgo de ir a placa por contar cosas de más.

Pero parece que la concursante no se tomó muy en serio la advertencia de Gran Hermano y el toque más importante lo ha dado a contar lo de la fulminante. Le contó a algunos de sus compañeros la regla principal de la misma que no saben los "hermanitos" quienes se creen que al utilizar la misma facilitan la expulsión al concursante con quien se ha utilizado.

Así que les explicó que sí que el "fulminado" va a placa pero para ser expulsado debe recibir el 50% de los votos totales y esto es muy difícil si se considera que hay varios concursantes en placa.

Anuncios

Por ello la producción decidió sancionarla con doble tarjeta, porque nuevamente había hecho lo mismo y era contar cosas que sólo se saben en el exterior.

Ángela tiene así tres tarjetas amarillas que la posicionan automáticamente en la próxima placa. Al ser la última en ingresar en la casa, esta semana se le dio la ventaja de ser inmune a la nominación pero ella sí poder nominar. Debido a las tarjetas se ha convertido en la primera nominada de la próxima placa.

Si hay varias cosas de las que destaca esta edición del reality es de la facilidad con que rompen las reglas los concursantes. ¿Se ríen de las mismas? ¿o la producción no tiene autoridad? ¿Vos qué opinás? ¿debería echarla directamente o que el público decida? #Televisión #Jorge Rial #Gran Hermano 2015