En todas las ediciones de Gran Hermano se han tendido mantos de sospecha acerca de la transparencia del reality, con respecto a la votación del público. Nicolás Bussi, un ex productor de Endemol (la productora de este programa),  denunció que hubo fraude en la última votación, en la que Valeria y Eloy abandonaron la casa con el 36,81 y 33,9 por ciento de los votos, respectivamente.

"Me saqué un gran peso de encima. Dar mucho y recibir muchas mentiras", expresó Bussi en una carta que escribió en su cuenta de Facebook, luego de haber renunciado a su trabajo en la productora. El motivo de su decisión habría sido que ya no soportaba trabajar en un entorno lleno de mentiras.

Anuncios
Anuncios

"Descubri muchas cosas que no me gustaron. No voy a quemar a nadie, lo único que voy decir es que Maipi llego a los 48,91 por ciento y Rial la nombró como salvada, cuando esto no era así, y los expulsados eran Maipi y Fernando", sentenció en la red social.

En la última gala de expulsión del reality show hubo seis personas en placa: Eloy, Belén, Fernando, Romina, Valeria y Maipi (ésta había sido fulminada por Romina y, según las reglas de Gran Hermano, debía recibir más del 50 por ciento de los votos del público para abandonar la casa).

Según se sospecha, en el primer cierre de los resultados de la votación parcial, Maipi no habría llegado a ese porcentaje, por lo cual la producción la quitó de placa y, entonces,  Rial anunció que la participante seguiría en el reality. Es una cuestión lógica que si hubieran eliminado a otro nominado en lugar de la modelo, al ser menos la cantidad de personas en placa, ésta tendría mayor probabilidad de alcanzar la cantidad de votos requerida para irse. 

Quienes aseguran que hay fraude en las votaciones, creen que la clave de la posible manipulación en la votación se puede dar cuando hay muchas personas en placa. Es por ello que, en esta edición 2015, cuantos más nominados hay, mejor es para modificar los porcentajes.

Por otro lado, existe la posibilidad de que la regla de la fulminante sea modificada y que, quien resulte fulminado, ya no tenga que alcanzar el 50 por ciento de los votos del público para ser expulsado.

Anuncios

Si esto llegara a ocurrir resultaría un tanto injusto para los participantes que ya han sido fulminados en nominaciones pasadas y no han salido de la casa por no cumplir con ese requisito. #Televisión #Jorge Rial #Gran Hermano 2015

Para la próxima gala de nominación ya están en placa Angie, que fue sancionada por la producción, y Matías, que fue fulminado por Maipi.