Estaba prácticamente #Jorge Rial anunciando que Eloy se convertía en el último expulsado de la casa cuando Maipi decidió utilizar "la fulminante". La morocha lleva toda la semana en una continua pelea con Romina y muy nerviosa por encontrarse en placa y parece que esto la ha llevado actuar. La marplatense no perdona que la morocha insinuara que Gran Hermano 2015 estaba pactado, ya que ella tuvo que ir a muchos castings para que la aceptaran.

Maipi ya fue sancionada por esas supuestas "estrategias" y se disculpó adelante de todos sus compañeros, pero ahora ha vuelto a la carga con una nueva. Ella misma reconoció que espera que esta le funcione, porque hasta el momento todo lo que ha hecho no le ha salido nada bien, recordemos que con la última la producción tuvo que tomar medidas porque involucró la credibilidad del reality, ya que afirmó que había hecho un pacto con el equipo de Gran Hermano  para llegar a la final.

Anuncios
Anuncios

Hay que reconocer que la "estrategia de miedo" como ella la nombró no funcionó como ella esperaba pero sí que provocó la duda entre los "hermanitos". Lo que también dio mucho de qué hablar ya que fue salvada apenas comenzar la gala dejando a Romina a las votaciones del público.

Ahora Maipi no tuvo mejor idea que aplicar la "fulminante", y para ello lo hizo con Matías. Según ella es todo una estrategia, él es uno de sus mejores amigos en la casa y el "fulminarlo" es para que la gente incline los votos hacia los otros nominados. Una estrategia muy arriesgada ya que no puede estar tan segura de que Matías no vaya a recibir el 50% de los votos, ya que fue expulsado una vez y ahora se podría repetir, pero ella asegura que no será así y espera la audiencia entienda su postura. #Televisión #Gran Hermano 2015

Por el momento tampoco sabemos qué piensa Matías al respecto, ya que como siempre las estrategias de Maipi involucran a los demás pero no a ella directamente, quien ha sufrido mucho al estar nominada esta semana. Desde fuera la nueva estrategia da más a entender que quiere asegurarse que no vuelvan a "fulminarla" a ella, que desear que otros sean los expulsados.