Probablemente Akira Toriyama no imaginó el éxito mundial que tuvo su remota idea, de crear una serie plasmada en un cómic, allá por 1985. Aquellas páginas describían las actividades de Gokú, un joven guerrero saiyajin cuya finalidad se vinculaba a la protección del planeta Tierra y a la de todos sus seres queridos. Como todos sabemos, en su primera aparición en Dragon Ball el personaje principal atravesó varias etapas, aventuras y peleas. El éxito fue tan rotundo que se decidió la creación de Dragon Ball Z. El primer manga de la historia contuvo 519 capítulos impresos con un saldo total de 156 millones de ventas. ¡Increíble!

Como la historia se produce en forma cronológica, Goku fue creciendo.

Anuncios
Anuncios

La evolución de nuestro personaje se aprecia en las participaciones en los distintos torneos de artes marciales. Pero su modificación física se ve en su pelea contra Vegeta, cuando él junto a Napa deciden invadir la Tierra. Luego de la victoria de los saiyajin terrestres, la saga continúa con lo que fue, en mi opinión, la pelea más importante de la historia de Dragon Ball Z: la batalla contra Freezer. En esta ocasión, Goku alcanza por primera vez la legendaria transformación en super saiyajin, modificando su aspecto físico con cabello rubio y ojos celestes. ¡Histórico!

Después de una intensa y feroz batalla, el personaje de nuestro héroe siguió avanzando y mutando. Un nuevo enemigo apareció en la Tierra y amenazó con su inminente destrucción: Cell.  El desenlace de esta historia fue épico, ya que Gohan en forma super saiyajin 2 derota a su rival.

Anuncios

Luego de este triunfo heróico, Goku perdió la vida, al teletransportarse con Cell a punto de explotar. Años después, se organiza un nuevo torneo de las artes marciales y Goku regresa por un día a la Tierra. Luego de varios hechos, Vegeta decide ser controlado por Babidi para concretar su venganza: volver a pelear contra Goku. Y fue en este enfrentamiento cuando el personaje principal alcanza la forma de super saiyajin 2. 

Luego de esta épica transformación, lo mejor estaba por llegar. El poder y la destreza de Majin Bu obligó a un arduo entrenamiento por parte de Goku, que terminó alcanzando la fase 3 del super saiyajin. El color de pelo sigue igual, salvo que el mismo crece considerablemente. Por último. en Dragon Ball GT muta tres veces más. Primero, cuando Pilaf consigue las esferas del dragón y pide que Goku se convierta en un niño pequeño. Pero luego, en la batalla ante Baby, nuestro héroe se transforma en mono gigante dorado y luego en super saiyajin 4.

En la próxima película de la saga, Dragon Ball Z: La Resurrección de Freezer, Gokú se convertirá en super saiyajin forma DIOS. ¿Estás listo para verlo?

¿2OO capítulos más? 

La Resurrección de Freezer  #Televisión #Series