La #Música llegó a su vida gracias, justamente a uno de sus seres queridos, su hermano Emmanuel que le pasaba los "casettes" que escuchaba, y que eran muy variados. Con la colección que juntaban con los chicos del barrio, sus amigos Darío y Santiaguito Román, y también los de la bandita de la infancia que hoy recuerda con afecto como a Germán Staffolani, Juan Pablo Garin, Matías y Francisco Duverni, con quienes podían llevar al cónclave desde punk, metal, blues, rock y hasta algún que otro pop.

En ese momento les llamaba mucho la atención la música en general, escuchaban mucho bandas como Los Redondos, Hermética, Almafuerte, 2 minutos, Viejas locas, Los piojos, Doble fuerza, Flema, Bulldog, y ni hablar de las bandas locales como Blues Metal, Kraneo Negro y Sin Sentido, que eran las que sonaban en Carlos Casares, por entonces un pueblo bien chico que la música todavía no se encontraba en internet.

Anuncios
Anuncios

Ya con 13 o 14 años le picó las ganas de tener una banda, y no tuvo más remedio que aprender a rasgar la guitarra que le prestaba Rubén Duran (otro amigo de la infancia con el que eran vecinos), así que pasaba por su casa siempre a pedírsela prestada para poder practicar acordes y alguna que otra canción que le daba otro amigo Darío Baldi.

Cuando cumplió 15 años sus padres le compraron su primera viola, con la particularidad que no era una criolla como esperaba, sino que le tocó una Strato Roja, tremenda, le decían que era Gardel con la eléctrica. Mientras aprendía de los amigos del barrio, armaron una bandita de covers de Viejas Locas, Bulldog y Flema, logrando hacer los primeros acordes y se autodenominaron "No somos nadie", integrado por Nahuel Piñero, Juan Pablo Garin y Bruno Ivancich.

Anuncios

De chicos se divirtieron pero les duró poco; Nahuel Piñero se fue a estudiar y pasaron a llamarse "No somos nadie sin Peceto", Peceto era el apodo que tenía Nahuel; pero tampoco duro mucho, solo alcanzaron un par de presentaciones en festivales locales.

Por el año 2006 Kino Diz, Darío Baldi y Maximiliano Terrazolo lo invitaron a ser parte de "Puntos Suspensivos" como bajista, lo cual generó que tuviera que lograr acompañar las notas, pero no resultó difícil, ya a la semana el objetivo se había cumplido y era el bajista de los "Puntos Suspensivos".

Hasta la fecha Jonatán se la pasó haciendo un tributo homenaje a Pappo, junto a todos chicos del barrio Santa Teresa, con la Incorporación de Gonzalo Sánchez Encinas, en la batería. En medio de todo eso con "Puntos Suspensivos" armaron un proyecto con Federico Del Ponte, que también incorporaron a Bruno Ivancich, Erik Ryhr y Emilce Natolino, y el nombre que utilizaron fue "Los Nietos de Mabel", una muy linda etapa que duró poco más de un año, y que al separarse se quedó por un tiempo con "Puntos Suspensivos", para poder llevar así la llama del carpo.

Anuncios

Finalmente, en el 2014 fueron "Puntos Suspensivos" a tocar a Quiroga, dentro de la Provincia de Buenos Aires, junto a "Obreros Rock", esa noche Alejo Arzuaga (guitarrista) lo invitó a tocar con ellos, la idea le pareció media loca porque no se conocían mucho, pero siguieron en comunicación y para noviembre del año pasado estaban ensayando para hacer un show que presentaron en "Rock al Campo" en el mes de diciembre en Facundo Quiroga, donde pasó una de las mejores noches de su vida arriba de un escenario; ahí conoció a "Los Del Fondo" como se hacen llamar los oriundos de Quiroga.

Ese día volvió a su ciudad a dormir, cerró los ojos y recordó la fiesta amarilla de los pibes abajo del escenario, para él fue increíble. Desde ese día "Obreros" lo atrapó y ahora lo lleva como forma de vida. En Obreros le abrieron las puertas como en su casa, encontró amigos, y mucha gente con muy buena onda. En síntesis encontró una nueva familia. #Argentina #Sociedad Buenos Aires