Mariano Berón, el 'hermanito' que acaba de abandonar Gran Hermano, negó desde primer momento que Jésica Farías fuera su novia, mientras ella se ha preocupado en afirmar cada día más que el romance fue real. Ahora, el cordobés está fuera de la casa y la morocha ha decidido mostrar pruebas que corroboran su relación. Estuvo en el programa "Intrusos", en donde mostró los mensajes que el ex participante le había enviado.

Farías mostró varios mensajes románticos que Mariano le había enviado en el tiempo en que salian. Él, como siempre, minimizó lo que fue la relación sentimental que tuvo con la morocha diciendo que compartían una amistad y no un noviazgo como ella afirmó.

Anuncios
Anuncios

Pero los mensajes que circulan están llenos de amor y muchos emoticonos románticos, muy trabajados para tener sólo una amistad. Por ello, fueron mostrados como prueba del noviazgo.

La morocha no se quedó sólo con los mensajes, sino también afirmó que hay mucha gente que también lo sabía. No entiende por qué Mariano lo niega, quedando como un mentiroso. Marina Calabró fue quien mostró los mensajes de Whatsapp en los que claramente se ve que, hasta poco antes de entrar a la casa de Gran Hermano, le decía que la quería. Uno de los últimos que le envío le decía: "amor no sabés lo que necesito tenerte a mi lado".

Completando el mismo, decía que se le aceleraba el corazón cuando la veía y que le daba mucha alegría cuando estaban juntos: "Sos un amor, loca". Además,  le aseguraba que sería muy duro estar lejos de ella y que la iba a extrañar.

Anuncios

Los panelistas de Intrusos quedaron anonadados ante tales declaraciones de amor, hoy negadas. Recordemos que a los pocos días de entrar a la casa el cordobés ya estaba con Belén, con quien compartió más que besos delante de las cámaras.

Calabró terminó de leer y aclaró -por si alguno se le ocurría que los mensajes eran truchos- que nadie se tomaría tanta molestia en confeccionarlos. Para rematar la demostración, Jésica Farías también contó que noches antes de entrar a GH 2015, el cordobés estuvo con ella  en una discoteca de Córdoba, donde  se ofreció a guardarle el celular.

Lo extraño de esta situación no fue que se lo guardara sino que misteriosamente se lo robaron. La morocha reconoció que le pareció muy sospechoso, pero que ahora lo entiende. Incluso, Farías  indicó  que en la temporada pasada estuvieron en Carlos Paz conviviendo con Aníbal Pachano,  quien puede confirmar que existió el noviazgo. #Argentina #Televisión #Gran Hermano 2015