No hace mucho que Marian Farjat vivía entre pañuelos por la expulsión de su novio, Brian Lancelotta, pero el tiempo pasa muy rápido para la polémica participante de #Gran Hermano 2015. La rubia se fijó una nueva meta dentro de la popular casa: enloquecer a Matías Schrank, quien se perfila como un posible ganador de la nueva edición del reality.

Marian quiere subirle a toda costa la temperatura al misionero, quien había ingresado a GH 2015 afirmando que era aún virgen. “Hoy por mí, mañana por ti”, se le escucha decirle Farjat al participante en un video, luego de darle unos besos y pedirle que le haga “unos mimos”. Un pedido que le hizo dentro del cuarto de los varones, cuando el misionero se encontraba metido en la cama.

Pero subirse sobre el participante y darle un par de besos en la mejilla no le funcionó a la hermanita para calentar al participante, llegando al punto que desee ponerle final a su presunto estado inmaculado.

Anuncios
Anuncios

Es por eso que Farjat redobló su accionar.

La participante, que supo ser noticia en estos días por la broma pesada que le había jugado a Romina Malaspina, se metió en la cama del misionero y se sacó la ropa. Su idea era sorprender a Matías, obligándolo a meterse bajo las sábanas y así hacer lo que ella solía hacer con Brian.

Mientras esperaba a Matías, Marian se acordó de Lancelotta y le envió un mensaje para evitar –según ella- malos entendidos: “Lo hago jorobando, Brian”.

Lo cierto es que al cantante de cumbia nada le sorprende hoy de Marian Farjat, con quien dice haber concluido la relación sentimental que tenían dentro del juego. De hecho, mediante un video, el ex hermanito le había comunicado a la participante su decisión de tomar un camino distinto al de ella. Algo que la blonda parece haber olvidado.

Anuncios

¿Marian hace un juego inocente?

Más que un juego con la inocente meta de distraerse, lo que lleva adelante Marian con Matías es un plan de supervivencia. Varios panelistas de El Debate de GH 2015 concordaron que la participante “derrapó” desde que Brian no se encuentra en la Casa. Quizá temerosa por perder su estadía en el juego, Farjat buscaría estar junto al misionero para evitar la eliminación.

Hoy por hoy, Matías ya no es el jugador que dormía en las sombras. Es uno de los favoritos a coronorse como el gran campeón de GH 2015. Una posibilidad que atrajo a Farjat. No hay que olvidarse que, justamente eso, la había seducido de Brian.

  #Argentina #Televisión