Hace algunos días corría el rumor de que el estudio de #Animación japonesa Mangoble estaba atravesando una crisis financiera, lo cierto que es los rumores se concretaron y el estudio luego de pasar varios meses intentado superar sus deudas se declaro en banca rota el martes pasado.

Según indican los informes, el estudio intento durante mucho tiempo resolver sus problemas económicos pero en los últimos tiempos los problemas se volvieron críticos lo que desemboco en la quiebra del estudio, que estuvo trabajando hasta el mismísimo martes en sus proyectos de animación en desarrollo. La noticia parece haber trascendido debido a unos enojados mensajes escritos en la cuenta de Toshio Kobayashi director de animación del estudio, el cual estaba sorprendido y furioso por haber perdido repentinamente su empleado y con una gran deuda del estudio con su persona.

Anuncios
Anuncios

Otros miembros de la compañía como Shigeru Morita (guionista) y Hideto Komori (director de animación) también escribieron en twitter mensajes con incertidumbre pero ninguno mencionando directamente al estudio Mangoble. Lo cierto es que el estudio tenia programado el estreno de una película en noviembre con el nombre de Genocial Organ, pero ahora el proyecto está estancado y retrasado.

El estudio de animación Mangoble se creó en el año 2002 con Shinichirou Kobayashi y Takashi Kouchiyama como productores, el estudio se hizo famoso por trabajos originales de gran impacto como Samurai Champloo (año 2004), Ergo Proxy (año 2006) y la adaptación a anime de grandes franquicias de manga como lo fue Deadman Wonderland (2011) y Kami nomi zo Shiru Sekai (año 2010), con un marcado nivel tanto de diseño como de calidad en animación el estudio siempre esgrimió proyectos ambiciosos y destacados, así como lo fue Gangsta su último trabajo hasta el momento que consto de una adaptación del manga que consto de 12 episodios y termino la semana pasada.

Anuncios

Así como le paso a este estudio, toda la industria del anime está en crisis, la competencia, el limitado mercado y los altos costos llevaron a Mangoble a un agujero negro de deudas del que no parece poder recuperarse nunca más, una verdadera lástima ya que el trabajo de este estudio era pulcro como el de pocos y además muchos de sus títulos son muy populares y muchos fanáticos esperaban una continuación de los mismos, un día negro para la industria del anime.