Mad Max: furia en la carretera, se ha llevado bastantes estatuillas en esta última entrega de los Oscar. Este remake de la original Mad Max de 1979, nos trae a la cabeza otras tantas películas que prometen un futuro distópico para la sociedad actual. Una distopía es lo contrario de una utopía. Una realidad opuesta a lo que sería una sociedad ideal.

Este es un argumento que ha dado mucho juego en la ficción, tanto en la literatura como en el #Cine. En este artículo les enseñamos algunas películas que nos muestran un futuro nada alentador en los que generalmente los avances de la tecnología han destruido la naturaleza y los hombres se convierten en supervivientes.

Anuncios
Anuncios

 

  • Blade Runner (1982): Una película de culto para los amantes de las distopías. Los replicantes son androides con forma humana utilizados para los trabajos de riesgo y como esclavos en las colonias exteriores a la tierra. Los Blade Runners son una fuerza especial de la policía encargada de detener a los replicantes fugitivos o rebeldes. Rutger Hauer encarna a un replicante que decide actuar por su propia cuenta cuando descubre que no lo queda mucho tiempo de vida

.

  • Brazil (1985): Un sistema totalmente burocratizado, automatizado y tecnologizado que ejecuta sin piedad a cualquier disidente. Un funcionario del Estado comete un error que le cuesta la vida a un inocente. Dispuesto a resarcirse se involucra en una serie de acontecimientos en los que conoce a un terrorista, se enamora perdidamente y se somete a la voluntad de su madre. Todo esto lo lleva a un final poco feliz, obligado a refugiarse en la locura de sus fantasías. Una película surrealista, perturbadora, que asquea y fascina a la vez.

  • Akira (1988): Un clásico del “cyberpunk”, en el que se empieza a gestar el concepto de Neo-Tokyo tantas veces usado en posteriores animaciones japonesas. El film está ambientado en el año 2019… un futuro no tan lejano. La tecnología, el poder político y el poder militar dominan totalmente a la población, que para escapar de la realidad recurre a las drogas o a la religión. Akira quiere ser el nuevo dios de esta sociedad.

  • Gattaca (1997): Un futuro en el que los humanos van alcanzando la perfección a través de un mecanismo de control genético que selecciona los mejores rasgos hereditarios. Vincent padece una deficiencia cardíaca congénita, lo que lo califica como un humano defectuoso. Engaña al sistema haciéndose pasar por Jerome, un atleta con una genética perfecta, pero que al que un accidente ha dejado parapléjico. Una película que presenta a cuánto puede llegar la discriminación y la manipulación genética, y que condena a los considerados imperfectos a vivir en condiciones de inferioridad.

La lista continúa en la próxima parte del artículo, todavía nos faltan varios clásicos del género, como la insuperable Matrix#Premios Oscar