Son conocidas las diferencias culturales entre aquellos que profesan el islam respecto de otros países, donde más allá de las creencias religiosas, las sociedades han dejado atrás prácticas consideradas anticuadas, y se aggiornan constantemente modificando sus modas, en especial la franja comprendida por los adolescentes.

Para el mundo occidental, en particular, muchas de las costumbres de Irán resultan difíciles de asimilar, en especial cuando son vetadas directamente desde la autoridad máxima del Estado, impidiendo que grupos con diferentes ideas o prácticas coexistan en un mismo país.

Recientemente, las autoridades iraníes han prohibido el uso de peinados, considerados satánicos y contrarios al islam, como los cortes de cabellos en punta o con cresta, tan común entre los jóvenes.

Anuncios
Anuncios

Asimismo, no está permitido el uso de tatuajes, la depilación de cejas en los varones y los tratamientos de bronceado con rayos UV en solárium.

Estas modas se impusieron desde hace unos años entre los adolescentes iraníes y hoy, luego de ser evaluadas, deciden condenarlas por ser estilos, que además de considerarlos desagradables, muestran tendencias homosexuales. Medidas similares, por los mismos motivos, fueron tomadas en el año 2010, cuando se impidió el uso del cabello largo, con una cola y el gel en los hombres.

Mostafa Govahi, líder del sindicato de barberos de Irán, remarcó que será duramente sancionado el peluquero que los realice, puesto que con dicha acción, violará las normas islámicas. Agregó además, que ya se les ha entregado una lista de los cortes de cabello permitidos, quedando descartados allí, los que presenten signos de adoración al diablo, o los usados por homosexuales.

Anuncios

Otra norma del islam que llama la atención, es la aprobada por el parlamento de la provincia de Aceh Norte, en Indonesia, la que impide viajar en una misma moto, un hombre y una mujer que no estén casados, puesto que al estar sentados tan cerca uno del otro, esa situación puede conducir a actos reprensibles, opuestos a la ley islámica.

Allí, también están prohibidos los espectáculos musicales en vivo, las relaciones íntimas entre personas del mismo género, los juegos de azar y el consumo de alcohol. Es obligatorio separar a los niños y a las niñas en el colegio a partir de la adolescencia.

Y la lista sigue, causando asombro y en algunos casos indignación, por cuanto pueden hasta atentar contra la salud de los menores, como sucede en un establecimiento educativo islámico de Australia. Allí, se les impide a las niñas de primaria correr, porque guardan la creencia de que esta práctica puede hacerles perder la virginidad. Aún más, el director de la escuela afirma que existen pruebas científicas que mostrarían, que si una nena se quiebra la pierna, puede quedar estéril. #Moda #Estado islámico