En la actualidad, el empleo asalariado representa sólo la mitad del empleo en el mundo, mientras que el resto de la población sobrevive gracias al auto-empleo y las actividades económicas de su familia. Por otro lado, sólo una cuarta parte de los trabajadores del mundo tiene una relación laboral estable, con turnos completos y contratos indefinidos. Los datos fueron publicados por la Organización Internacional del #Trabajo (OIT) en el informe "Perspectivas Sociales y Empleo en el Mundo 2015", que abarca 180 países (aproximadamente el 84% de la fuerza laboral mundial).

Otros datos también muestran que la inseguridad en el mercado laboral ha aumentado, tanto en las economías de los países desarrollados como en las emergentes.

Anuncios
Anuncios

El modelo que anteriormente era considerado "estándar", capaz de proveer a los trabajadores de protección social, ya no prevalece entre los puestos de trabajo creados el año pasado, ni en los países desarrollados. Las estadísticas indican, por ejemplo, que más del 60% de los trabajadores en el planeta no tienen contratos de trabajo. Entre la población ocupada, menos de la mitad (42%) tienen un contrato indefinido.

En los diferentes países, Bolivia y Perú, junto con China, Níger y la India registraron las mayores tasas de empleo sin contrato fijo, alcanzando por encima del 90%. En América Latina, este porcentaje se reduce a casi 31% en Costa Rica y alrededor de 55% en Chile y Argentina. La tasa de empleo registró grandes diferencias entre regiones. En las economías desarrolladas y el sudeste de Europa, cerca de ocho de cada diez personas en edad de trabajar tienen un empleo, mientras que en Asia meridional y África subsahariana el número se reduce a dos de cada diez.

Anuncios

Estos datos indican un mundo laboral cada vez más cambiante. En algunos casos, las formas atípicas de trabajo pueden ayudar a la gente a encontrar un lugar en el mercado. Pero estas tendencias emergentes son también un reflejo de la flexibilidad generalizada que afecta a muchos trabajadores en todo el mundo de hoy, según el director general de la OIT, Guy Ryder.

Agregó: “El cambio que estamos viendo de la relación de trabajo tradicional hacia las formas más atípicas de empleo está, en muchos casos, asociada con el aumento de la desigualdad y las tasas de pobreza en muchos países. Por otra parte, a través de estas tendencias de riesgo, se perpetúa el círculo vicioso de la debilidad de la demanda mundial y la creación de empleo lenta, que ha caracterizado a muchos mercados laborales de la economía mundial y durante todo el período posterior a la crisis”.

Según la institución, la tasa de desempleo global es 5,9% (unos 201 millones de personas) y el 13% para los jóvenes, inferior al 6,4% y superior a 12,9%, respectivamente,  que se habían registrado en el año 2000.

Anuncios

Cada año 40 millones de personas entran en el mercado laboral. Y la situación de los jóvenes en América Latina, es bastante variada. Mientras que países como Chile y Uruguay, "lo están haciendo mejor", Brasil y México tienen más dificultades para mejorar el acceso al empleo juvenil. En este aspecto, Alemania, con una tasa del 7,6% de desempleo entre los jóvenes, fue el país mejor clasificado. #Estudios