Para cumplir lo que se suscribió por Argentina en concordancia con la Convención de los Derechos del Niño, se creó la figura del Abogado del Niño. Éste representa los intereses individuales de los #Niños y adolescentes en todo proceso civil, familiar y administrativo, conjuntamente con el Asesor de Incapaces. Siempre debe ser informado el niño de su derecho a ser representado por un letrado inscripto en un Registro oficial creado a tal fin. Los abogados que se encuentran en esta categoría necesariamente deben estar especializados en Protección y Derechos de la Niñez y Adolescencia y tener nociones de psicología y psicopedagogía.

Cuando en un juicio determinado se requiere la presencia de un Abogado del Niño, el Tribunal o Juzgado envía un oficio al Registro y éste por sorteo designa un letrado que debe aceptar el cargo.

Anuncios
Anuncios

Es muy acertado el haber contemplado la designación de un abogado suplente, ya que es muy importante la relación que puede crearse con el niño, si surgiera algún inconveniente, puede actuar el abogado suplente.

Todo niño y adolescente puede tener un abogado y éste está facultado a visitarlo donde se encuentre y actuar en todo momento que considere que sus derechos son vulnerados. Esto es así desde que rige el convencimiento que todo niño debe ser oído, y se avanzó en el paradigma que es un sujeto de derechos, no ya un objeto de protección.

Muchos se preguntarán: los chicos no tienen a sus padres? Sí…los que los tienen, pero aun así, hay casos en particular en los procesos de adopción, alimentos o de guarda (tenencia), donde los intereses de los padres pueden vulnerar los del niño. En este caso es muy importante que pueda contar con una mirada objetiva que pueda plasmar su voz ante el juez.

Anuncios

Es imperativo que los abogados designados expliquen a los niños y jóvenes cuáles son los derechos que los asisten, qué cosas les corresponden y cuáles no, ya que ellos deben actuar logrando un equilibrio que no afecte ni la representación de los padres ni la actuación del Asesor de Incapaces.

Otro detalle no menor es que los honorarios de los abogados que actúen como defensa técnica de los derechos del niños, serán abonados por el Estado, tal y como lo precepta la ley.

En la medida que los niños y jóvenes -entiéndase que integran esta categoría todos aquellos menores de dieciocho años-, sean respetados e informados de cuáles son sus derechos, sin olvidar sus obligaciones, estaremos formando mejores personas que no se sientan tan vulneradas sino una parte importante de la sociedad. #Derechos Humanos