#Argentina fue uno de los países pioneros en legislar el matrimonio igualitario en un marco de amplitud de derechos. La dinámica de las familias impone nuevos desafíos jurídicos para ensamblar todos los derechos consagrados en nuestra legislación actual. Tal es el caso, como se esperaba, del nacimiento de los niños dentro de las familias y cómo resulta en realidad la aplicación de la ley. Dos casos que se conocieron en estos días para ejemplificar cómo se ha trasladado en casos concretos tanta política y debate legislativo.

DOS MAMÁS Y UN PAPÁ

El 24 de abril se conoció el caso del niño que fue inscripto en un registro civil de la ciudad de Mar del Plata.

Anuncios
Anuncios

Una pareja de mujeres unidas en matrimonio conversaron largamente con uno de sus mejores amigos la posibilidad que pudieran tener un hijo a través de la fertilización asistida y su amigo de tantos años fue el donante. Cuando el niño nació, su padre biológico quiso compartir la responsabilidad parental en la medida de sus posibilidades e integrarse a la vida de su hijo. Fue así que Valeria, Susana y Hernán decidieron inscribir al niño con los tres apellidos, para preservar su identidad integral y el derecho del niño a que se reconozca su derecho a inscribirse con dos mamás y un papá. Este caso fue pionero, incluso en Latinoamérica.

DOS MAMÁS

Ayer se conoció el caso de Chaco, donde Dalex Galloso, trans y una de las progenitoras biológicas de Thian, luego de luchar mucho por los derechos de su hijo durante tres años, logró que se le reconociera su derecho a la identidad a través de una partida de nacimiento donde figuran sus dos mamás.

Anuncios

Al nacer Thian, como Dalex tenía el DNI tramitado no pudo inscribirlo. Siempre con su pareja quiso se reconociera la comaternidad de su hijo, pero sólo a través de una demanda en sede administrativa logró se reconociera ese derecho. Para ratificarlo ambas madres debieron contraer matrimonio –esta imposición no es tal para parejas heterosexuales-y esperar el DNI de Thian, con sus datos corregidos.- #Niños #Derechos Humanos