Nuestro negocio es una realidad porque en algún momento confiamos ciegamente en un producto o servicio; de hecho, este nos puede parecer deslumbrante e irresistible para cualquiera. Pero, ¿realmente tenemos asegurada una cartera de clientes incondicionales que consideren lo mismo que nosotros sobre nuestros productos o servicios?

Veremos que no será un proceso automático y "por defecto". Por lo tanto, tendremos que tomar algunas medidas para dar a conocer aquello que comercializamos u ofrecemos, y a la vez, convencer y atraer a una cartera consistente de clientes. Además, no podemos obviar que el incremento de nuestros clientes será un síntoma irrefutable de que hemos logrado una diferenciación respecto a nuestros competidores.

Anuncios
Anuncios

Son muchas y de muy distinto tinte las medidas que podemos implementar para captar clientes, pero en esta ocasión, nos centraremos en siete consejos para lograr este cometido.

1-Define tu nicho de mercado: es el primer paso del camino; conocer el sector de consumo al que pretendemos dirigirnos. Esta tarea de "identificación" de nuestro público objetivo, nos permitirá avanzar sin malgastar esfuerzos y también, satisfacer necesidades concretas.

2-Plantéate metas alcanzables: No te desesperes por sumar un número predeterminado de clientes en un plazo fijo; Sé realista y aspira a objetivos que no te desborden y puedas alcanzar a medio y largo plazo.

3-No abuses con los precios: aunque creamos que nuestro producto es imprescindible, la competencia es mucha y el precio es una condición primordial para los compradores, sobre todo, en épocas de crisis económica generalizada, pero ojo, también cuando no la hay.

Anuncios

4-Cuida tu imagen digital: sin una buena reputación en el mercado más masivo que podemos tener, estaremos sin chances de competir y de crecer. Nuestra propia página web o blog será un escaparate que mostrará con absoluta claridad lo que hacemos y cómo lo hacemos, además de nuestra identidad y filosofía comercial.

5-Imprime excelencia a tu #Trabajo: la calidad de nuestros productos y servicios será la mejor publicidad para nuestra reputación profesional, y además tendrá un efecto directo y multiplicador en la suma de clientes.

6-Reserva tiempo para el networking: sobre todo teniendo en cuenta que este sistema de red social propicia alrededor del 75% de oportunidades laborales. Como toda buena red, debes recordar y añadir a tus contactos, a antiguos compañeros de trabajo, a actuales colaboradores y a cualquier profesional que te haya asesorado en algún tema específico. Cuanto más amplia sea tu red, mayores serán las chances de aumentar tu cartera de clientes.

7-Hazte conocer en plataformas freelance: aunque tu trabajo se desarrolle en un local comercial o empresa, en una franja horaria preestablecida y atendiendo a todo aquel que se acerca a tu mostrador o despacho, no debes olvidar que eres especialista en un determinado producto o servicio.

Anuncios

Por ende, tu autopromoción como autónomo freelance dará vuelo a tu propia cartera de clientes y a un ingreso extra nada despreciable.

Si estás conforme con ese grupo de clientes que has podido cosechar casualmente, nadie te lo recriminará, pero si anhelas ampliar tu listado sin límites, sigue estos consejos. #Internet #Negocios