La modelo Jésica Cirio estaría atravesando un conflicto matrimonial con su esposo, el intendente reelegido de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde. Quienes argumentan que esto es verdad se basan en dos hechos: la mediática no estuvo presente en el acto reasunción como intendente de aquel partido bonaerense y se fue a descansar a Miami por dos meses con amigas. Esta pareja es compleja ya que Insaurralde pertenece al mundo de la política y ella es modelo publicitaria, cuando empezaron a salir Cirio dejó de lado su faceta sexy y empezó a cultivar un perfil deportista, convirtiéndose en instructora de fitness  y mostrando a los demás los beneficios de la vida sana.

Anuncios

Cuando la prensa le consultó directamente si esto era verdad, la modelo respondió que no, que se trata de mentiras y confusiones, ya que ella se va a Miami a trabajar y no de vacaciones. También agregó que le organizó la fiesta de fin de curso a su hijastro Bautista, de nueve años, para dejar en claro que no sólo se lleva bien con su esposo, sino, además, con los hijos de él. Cirio subió a su cuenta de Instagram fotos de ella en la piscina de su casa, donde se la ve feliz y relajada, tratando de alejar los rumores que afirman que su matrimonio no está funcionando bien. No explicó la razón de su ausencia en la ceremonia de reasunción de su marido, un hecho importante en la vida de él.

Cirio e Insaurralde se casaron el 8 de noviembre del año pasado, una boda que fue portada de todas la revistas de espectáculos de nuestro país, donde asistieron #famosos y políticos. Esta pareja representaba la unión de la farándula con la política. Una vez casados, la modelo bajó el perfil, y siempre trató de estar a la altura de su título de "Primera Dama" de Lomas de Zamora, adoptando un look más formal y manteniéndose lejos de los escándalos y la #Exposición mediática. En una decisión compartida con su cónyuge, la modelo decidió posponer la maternidad por tiempo indeterminado para pasar  conocerse más y sentirse seguros cuando el bebé llegue. #Parejas