Google se incorpora a la carrera espacial.Y para ello firma un convenio con la NASA, de 1.160 millones de dólares, por el alquiler de una antigua base en California. Google la utilizara para realizar sus nuevas investigaciones.

En el comunicado hecho por Google, informa que alquiló el histórico recinto de la NASA, por un periodo de 60 años y que el costo del mismo fue de 1.160 millones de dólares. En este hangar Google realizará sus nuevas exploraciones espaciales, estudios de robótica y tecnologías emergentes.



Desde el año 2005 Google ya colabora con la NASA, así que esto no resulta nada misterioso, ya tenían firmado un acuerdo con el Centro de Investigación Ames, pero hasta  ahora Google no había hecho exploraciones por su propios medios en este campo. El último acuerdo que se les conoce, es que se asociaron para hacer un laboratorio de investigaciones para avanzar con el aprendizaje informático y esta cede central se situaba en la NASA.



En estos últimos tiempo Google ha ido adquiriendo pequeñas empresas del sector de la robótica y de satélites. Tanto Sergei Brin como Larry Page, sus dos fundadores tienen mucho interés por la investigación espacial y por la aeronáutica.

Ellos financian un concurso llamado Lunar x Prieza, donde el objetivo final de los equipos es construir un robot y que este se mueva sin problemas por la superficie Lunar, el premio que otorgan a los ganadores es de 30 millones de dólares.



Parte del convenio que tiene que cumplir Google con la NASA, es el arreglo del Hangar One,  un viejo edificio del año 1933, es uno de los más grandes jamás construidos y sus reparaciones se estiman que rondan los 200 millones de dólares. Este Hangar es de enormes dimensiones ya que fue construido para alojar dirigibles de la época.Todo el recinto alquilado suma 9.000 km cuadrados incluye el Hangar, un campo de golf y una pista de aterrizaje. Y las nuevas instalaciones de Google están a seis kilómetros de la sede central en Mountain View California.

Por su parte la NASA  como era de esperar, también envió su comunicado, para explicar que el alquiler de todas las instalaciones son para “abaratar costes y desprenderse de tierras excedentes” Esto le estaría ahorrando a la Agencia Espacial unos 6.3 millones de dólares, que es el coste que le ocasiona su mantenimiento y operaciones.