A partir del próximo año, según dijeron los funcionarios de la ciudad de Nueva York, las viejas cabinas telefónicas evolucionarán en algo mucho más práctico: serán transformadas en miles de puntos con conexión wifi por toda la ciudad, ofreciendo acceso gratuito a #Internet y llamadas nacionales dentro del distrito, las cuales también serán gratis. Éstas dispondrán de una pantalla táctil incorporada con acceso a servicios de interés de la ciudad como mapas, direcciones, espectáculos y se podrán cargar los dispositivos móviles como teléfonos, tabletas, etc.

La administración del alcalde Bill de Blasio, que emitió una solicitud de propuesta a principios de este año, adjudicó el proyecto a City Bridge, un consorcio de compañías formadas por Qualcomm y Titán.

Anuncios
Anuncios

La iniciativa, conocida como Link NYC, será pagada por los ingresos que produzca la publicidad de las pantallas digitales de las mismas cabinas.

Maya Wiley, el abogado del alcalde, dijo en una sesión informativa sobre el plan en el City Hall que es una buena iniciativa para que las personas de bajos ingresos puedan tener una conexión a internet. Esto ayudaría a cerrar la brecha digital.

En una declaración, el alcalde de la ciudad expuso que la banda ancha en la actualidad es una necesidad esencial para todo lo que se necesita hacer y de esta manera será una ciudad justa y equitativa. También agregó que este sistema será "la red municipal, más rápida y grande de conexión wifi de todo el mundo".

El departamento de Tecnología de la información y Telecomunicaciones de la ciudad mencionó que la red sería 100 veces más rápida que el sistema municipal promedio de wifi y 20 veces más rápido que la media de un servicio de internet en una casa de la ciudad.

Anuncios

Aseguran que una película de dos horas, podrá ser descargada en 30 segundos. Y esta conexión se extenderá hasta 45 metros en cualquier dirección. Hasta 250 dispositivos serán capaces de utilizar la misma red en cada cabina sin que el servicio se vea afectado.

En el año 2012 como parte de un programa piloto , el departamento de telefonía pública ya habia probado wifi gratuita, pero quedo en el olvido.

Ahora la ciudad espera instalar unas 10 000 cabinas. En la actualidad hay 8400 cabinas fijas de telefonía pública y en su mayoría obsoletas.