No sólo se trata de vivir, sino de vivir mejor. Las impresoras 3D ya son una realidad mundial, y para el país empiezan a verse prometedores usos de esta tecnología. Ya existe un bar temático donde se puede tomar un café rodeado de impresoras 3D e imprimir un objeto tridimensional propio. Se trata de "3D Lab Fab & Café" ubicado en el barrio de Palermo Soho de la Capital Federal.

Una mano lava a la otra y una mano construye otra mano

Paseando por las potencialidades de la impresión 3D encontramos desde prótesis para manos, prototipos de órganos humanos, impresión de comida (carne sintética desarrollada por holandeses), a otros usos quizás más peligrosos, como los "planos" o datos para imprimir un arma totalmente funcional.

Anuncios
Anuncios

En nuestro país un grato uso de las posibilidades que brinda la electrónica de avanzada se dio con la iniciativa "Mano x mano" consistente en realizar prótesis de manos a bajo costo. El proyecto está a cargo de la gente de "Darwin Research" y plantea un plan de acción de acuerdo a la cantidad de dinero recaudada. Además, desde la organización proponen retribuciones para las personas que apoyen con donaciones el proyecto. Se puede donar $50, $75, $200, $1000 o más.

Buenas impresiones, entornos colaborativos

La impresión 3D continúa su vertiginoso avance, de la mano de las personas que ya tienen una impresora 3D. Es que a partir de estos dispositivos se están imprimiendo otras partes para construir otras impresoras. Por esta razón, las limitaciones de la cercanía geográfica ya no son tan preponderantes, siguiendo la tendencia general que demuestra el avance de la tecnología en nuestra era digital.

Anuncios

Sumado a lo anterior cabe resaltar el avance preponderante del software de código abierto Open Source, que posibilita desarrollo constante, haciendo proliferar numerosos proyectos a lo largo del mundo. Esta etapa de la historia, más que ninguna otra, emplea la colaboración como medio para los fines, por lo cual los bancos de datos donde se cargan las distintas plantillas para impresión 3D, son la panacea por la que florece esta tecnología. Contamos con el ejemplo paradigmático de la plataforma thingiverse, con diseños y proyectos que abarcan desde peines a esculturas, o figuras que desafían lo físicamente probable.

Impresoras 3D "Made in #Argentina"

La industria argentina, además de apoyar los proyectos de impresoras libres, también incursiona en el desarrollo de impresoras que puedan ser vendidas como un producto terminado. Kikai Labs, empresa nacional, ya ha elaborado tres modelos que pueden ser adquiridos desde su página web y con miras a la exportación regional en Latinoamérica. En este sentido, Kikai Labs provee de medios para las compras desde otros países. #Arte