Quienes eligen #Apple suelen coincidir en el motivo de su elección (e incluso defender ferozmente dicha preferencia): más allá del diseño exclusivo, es la única empresa que les garantiza un elevadísimo nivel de seguridad. Sin embargo, desde esta mañana, esa certeza parece venirse a pique. 

Según la revista Time, únicamente es necesario enviar un determinado mensaje de texto o de whatsapp (cuyo contenido anda dando vueltas libremente por la web), que incluye las palabras “efective”, “power” y algunos caracteres en los idiomas árabe y chino, para hacer que el sistema operativo de #Iphone falle y se reinicie.  

El ilícito mensaje no parece ser muy difícil de encontrar, pues varios usuarios ya están reclamando vía Twitter que el malware está siendo enviado a escala global, con el único fin de molestar. El sitio Gizmodo informa que el truco funciona sin importar el dispositivo desde el cual se envía, ya sea Windows, Phone, Android o el propísimo iPhone.

El único factor importante para que el inoportuno mensaje produzca el fallo en el sistema parece ser que el receptor del malware no tenga abierta en su pantalla la conversación con el emisor del mismo (ya sea de mensajes de texto o de whatsapp) pues la falla se produce cuando el mensaje aparece como notificación en la parte superior de la pantalla.  

Todo parece indicar que el problema se encuentra en la forma en que  iPhone despliega los caracteres en árabe y chino. El daño, sin embargo, no es irreversible. Desde una computadora Mac se puede responder al mensaje de texto infractor para que deje de bloquear el dispositivo móvil.   #Globalización

Hasta ahora, la única explicación que ha dado Apple con respecto a esto, ha sido a través del correo electrónico de un portavoz de la compañía, quien ha indicado que son conscientes del problema causado por esta serie específica de caracteres Unicode y que darán una solución disponible en una actualización de software lo antes posible. Hasta que eso suceda, los usuarios y defensores de iPhone, tendrán que sufrir unos cuantos dolores de cabeza.