Se trata de un avión que puede volar sólo con el impulso de la energía solar, tras varias pruebas aéreas y evaluaciones climáticas, la nave emprendió ayer su vuelo sobre el Océano Pacífico, en óptimas condiciones.

La travesía aérea tendrá una duración de cinco días y el avión será tripulado por el piloto Andre Borschberg, quien tiene experiencia en vuelos con características de riesgo similares. Además de Borchberg, está previsto que durante este año el piloto Bertrand Piccard lleve a cabo otro vuelo con el mismo avión, pero esta vez en un tramo sobre el Oceano Atlántico.

En este sentido, cuando a Borschberg le comunicaron que sería el momento propicio para emprender el vuelo, respondió con optimismo y pasión, ya que unos días previos el avión estaba preparado para el despegue pero el clima no era favorable.

Anuncios
Anuncios

Asimismo, unos instantes antes de iniciar el viaje aéreo, el personal encargado de analizar los aspectos técnicos y los factores climáticos, había detectado la presencia de nubes y probabilidad de tempestades. Sin embargo, el cielo se despejó y el 'Solar Impulse' inició el itinerario sin mayores inconvenientes.

El recorrido que llevará a cabo la aeronave será de '8000 kilómetros' en total, desde la partida en Nankín, China, hasta Hawáii. En efecto, Raymond Clerc, quien está a cargo del operativo aéreo, explicó que la nave pasaría 'sobre Corea del Sur y el noroeste de Japón' previamente a sobrevolar el Pacífico, con lo cual el viaje podría llevar más tiempo de lo esperado, aproximadamente un día más y el aterrizaje en Hawaii sería en horas de la tarde del sexto día.

En relación con los métodos de supervivencia, Borschberg ha sido instruido mental y físicamente para poder afrontar el vuelo, así adquirió conocimiento sobre técnicas de relajación y yoga, con el objetivo de lograr mayor capacidad de concentración y templanza durante el manejo del avión.

Anuncios

En cuanto a las necesidades básicas del aviador, el 'Solar Impulse' cuenta con alimento, agua y refrescos para deportistas, que podrán cubrir sus requerimientos nutricionales alrededor de siete días. Además el avión posee elementos de salvamento para prevenir situaciones de peligro, tales como tubos de oxígeno, 'paracaídas' y botes salvavidas.

De esta manera, la aeronave ha sido testeada meticulosamente para que el vuelo sea todo un éxito. No obstante, el piloto ha manifestado la posibilidad de que exista algún contratiempo que haga fracasar la misión, de hecho en el mes de marzo durante un viaje de prueba, se vio obligado a hacer un aterrizaje de urgencia en China, que mantuvo varado al avión durante tres semanas.

Cabe destacar, que el cometido principal del periplo aéreo con el 'Solar Impulse' es lograr una concientización de la sociedad acerca de la utilidad y eficiencia de la energía del sol. #Estudios #Globalización #Nave Espacial