Japón ya nos tiene acostumbrados a ver los más importantes avances en cuanto a robótica. Pequeños androides capaces de bailar al unísono o incluso realizar distintos deportes. Ahora, nos encontramos conque cualquiera puede hacerse de uno de estos pequeños para su hogar.

Fabricado por la unión de la compañía de telecomunicaciones SoftBank Mobile y la empresa francesa de robótica Aldebaran Robotics, este robot nació como "empleado" asistente para tiendas como Nescafé y la misma Softbank en Japón, realizando una labor más que efectiva.

El Robot Pepper tiene una altura estándar de 120 centímetros y un peso de 88 kilos, cuenta con expresiones y emociones propias, y responde a las personas entablando una comunicación "estable".

Anuncios
Anuncios

Posee articulaciones para mover fácilmente los brazos, los dedos de sus manos, y su cabeza siguiendo el movimiento de su dueño, gracias también a sus cámaras y sensores incorporados.

¿Problemas personales? Pepper es capaz de detectar si una persona está triste para tratar de asistirla o animarla. También recuerda, dentro de sus 20 años de capacidad de recuerdos, días de cumpleaños y eventos importantes.

¿Lo quieres para tu casa? Pues bien, no sólo tendrás que esperar a la segunda tanda (la primera tanda de 1.000 robots se vendió en un minuto en el país nipón) sino que también tendrás que analizar el precio. Cada unidad cuesta 213.000 yenes (1.740 dólars) sin contar los gastos de envío. Sin embargo, los envíos internacionales ya serán un hecho, desde que se supo que Softbank celebró convenios con distintas empresas internacionales, como Alibaba en China o Foxconn en Taiwan.

Anuncios

Si bien aún no se tiene una fecha exacta, se prevé que la segunda salida sea durante el 2016, por lo que cabe esperar a que haya novedades de lo que, seguramente sea, un hecho previamente muy anunciado. 

Viendo esta noticia, nos da a creer que el futuro se vuelve presente cada vez más. Lo único que nos queda esperar es que este robot resulte una genial ayuda en nuestros hogares, si contamos con el efectivo suficiente para comprarlo. #Internet #Trabajo #Familia