Cuando personalidades únicas aprovechan las tecnologías innovadoras, lo imposible se hace posible y la utopía se convierte en realidad. Esa es la primera frase que puede leerse en la página web de la marca HYT, pionera en la elaboración de relojes hidromecánicos. Y al analizar el nuevo dispositivo lanzado por la compañía, uno no puede dejar de coincidir con esa frase inicial, pues el flamante HYT H3 rompe con todos los límites en materia de relojería de alta gama.

El HYT H3 es un reloj mecánico pero no tiene agujas. Señala la hora con exactitud a través de un sistema híbrido: una combinación de mecanismos tradicionales de relojería y dos fuelles que empujan líquido de color a base de agua a través de un capilar.

Anuncios
Anuncios

La parte central del reloj, en la que está el fuelle que empuja el líquido de color, muestra la hora. El HYT H3 cuenta con un dial giratorio de cuatro caras dispuesto a lo largo del tubo de visualización de la hora. Cada una de las caras se muestra cada seis horas, lo que posibilita que se vayan mostrando las 24 horas del día.

El novedoso dispositivo, realizado en titanio gris recubierto en carbón y platino, tiene un diámetro de 48,8 mm, una longitud de 62 mm y 41 mm de ancho. La caja central es de cristal de zafiro abombado con tratamiento antirreflejos y resiste hasta 30 metros bajo el agua. Es un reloj mecánico de cuerda manual con el calibre exclusivo de la marca HYT y un power reserve de 170 horas (siete días). La correa es de cuero de cocodrilo negro y hasta la hebilla está elaborada con titanio.

Anuncios

El nuevo reloj representa una importante evolución en su propia materia. Está fabricado a partir de un enfoque creativo desafiante que requiere una cuidadosa manipulación de los mecanismos tradicionales de relojería para producir estos dispositivos que no sólo cuentan con gran precisión sino que son visualmente impresionantes. Por eso, también, son piezas exclusivas.

No todos podrán acceder al H3. El fabuloso invento será lanzado a la venta en septiembre de 2015 y costará US $290.000. Aún cuando se cuente con esa exorbitante suma de dinero, el H3 será casi imposible de conseguir, pues se fabricarán únicamente 25 piezas. ¿Quiénes serán los afortunados dueños de esta revolucionaria forma de medir el tiempo? #Trabajo #Globalización