"Cuanto más nos acercamos a Ceres, más intrigante se torna este distante planeta enano". Así comienza la gacetilla que el sitio oficial de la misión Dawn, de la NASA, acaba de publicar para informar al público sobre los hallazgos que la sonda viene haciendo en su segunda órbita alrededor de Ceres, a 4.400 kilómetros de altura. Ahora ha fotografiado un montículo de 5 kilómetros de altura que curiosamente tiene la forma de una pirámide.

Según los científicos de la agencia espacial estadounidense, "las últimas imágenes muestran una montaña con pendientes pronunciadas que sobresale de una superficie relativamente lisa en la faz del planeta enano".

Anuncios
Anuncios

Basta ver la foto para notar que todo alrededor de la "pirámide" -incluso en casi todo el planeta enano- es llano. En ninguna parte puede apreciarse una elevación como la que acaba de fotografiar la sonda. Eso es lo que más desconcierta a los especialistas, más allá de su curiosa forma.

Pero este no es el único misterio que guarda Ceres. Ya desde hace varios meses la sonda Dawn ha enviado gran cantidad de imágenes donde se pueden apreciar extraños puntos brillantes en la superficie de Ceres que han dejado asombrados a los expertos. Según ha publicado la propia #NASA se han detectado al menos 8 focos de luz, el mayor de los cuales tiene unos 9 kilómetros de ancho.

Material reflectante

Ya desde su primera órbita Dawn ofreció a los científicos una visión intrigante respecto a los puntos brillantes que aparecen en su superficie, algunos ubicados en un cráter de aproximadamente 90 kilómetros de ancho, que incluso muestra manchas más pequeñas.

Anuncios

Los científicos estiman que un material altamente reflectante es el responsable de estos puntos brillantes. Entre las causas posibles los expertos han barajado la idea de que podría tratarse de hielo o sal, pero ahora también están considerando otras opciones.

Muchos científicos de la NASA han reconocido sentirse desconcertados respecto a la verdadera naturaleza de estas manchas brillantes, a lo cual ahora habrá que sumar esta nada desdeñable estructura de 5.000 metros de altura que se parece a una pirámide.

Según la investigadora principal de la misión, Carol Raymond, "la superficie de Ceres ha mostrado muchas y únicas características. Por ejemplo, en los márgenes del sistema solar, las lunas heladas tienen cráteres con hoyos en su centro, pero en Ceres estos hoyos en los grandes cráteres son mucho más comunes. Estas y otras particularidades nos permitirán entender la estructura interna de Ceres que no podemos estudiar directamente".

Incógnita

La misión Dawn es monitoreada por el Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA, en Pasadena, California.

Anuncios

La sonda continuará en la citada altitud hasta el 30 de junio, tomando fotos y recogiendo datos para su espectrómetro durante sus paseos orbitales, de unos tres días de duración cada uno. Luego se trasladará a una órbita más baja, a unos 1.450 kilómetros de altitud, lo cual se estima se producirá en agosto.

Quizá entonces quede revelada por fin la incógnita respecto a qué es en realidad esta extraña elevación en forma piramidal. #Nave Espacial