El Cyber Monday es una iniciativa que, durante dos días, provee una interminable variedad de promociones para que la gente compre en Internet artículos necesarios, programe sus vacaciones e incluso adelante los regalos que entregará en las fiestas. Pero también las compañías participantes buscan su rédito económico.

 

Por tal motivo, le consultamos a Federico Aón, de Snoop Consulting, cuánto incide una buena o mala organización en la facturación. “Así como uno debería tener adecuados los procesos de cara al cliente, lo mismo pasa para adentro. Si yo tengo todo muy bien para poder venderle pero después no tengo bien armada la logística es el mismo problema. Si lo que vos comprás nunca te llega o lo recibís tres días más tarde, eso queda en la misma mala experiencia. Yo creo que para esta, hay que tener todo bien armado”, revela. 

 

Desde luego que una venta fallida genera críticas, por lo que indagamos cómo inciden en el ámbito interno de las compañías: “Lo que suele pasar en las empresas es que, a pesar de los problemas, son días de muchísimas ventas. Siempre se crece año a año, y entonces el resultado siempre es positivo. Después uno hace las críticas de las cosas que son mejorables, pero seguramente el martes estén todos brindando por un excelente #Cyber Monday. Así que en resumen, a prepararse bien para que tanto las marcas como sus clientes estén satisfechos con estos dos días plagados de comercio online. #Tecnología #Sociedad