Rusia vive unos meses convulsos, entre el conflicto con Ucrania y la bajada del precio del petroleo, junto a la mala situación del rublo, han sumido al país en una crisis económica que ha hecho ralentizar el alto ritmo de crecimiento que tenía el país.

Este dato hace más asequible la visita al país, ya que la bajada de precios favorece al visitante, los euros o los dólares cunden más, en la economía para que gane alguien, otros deben perder y en el caso de Rusia es su población la que está perdiendo poder adquisitivo.

Los destinos más interesantes son los siguientes: #Turismo

  1. Moscú: la capital rusa tiene innumerables opciones, algunas iconos como el Kremlin o la Plaza Roja junto con el metro que tiene muchas estaciones que más parecen estancias de palacio.
  2. San Petersburgo: la elegante segunfa ciudad más importante del país, esconde el impresionante "Hermitage" o la fortaleza de Pedro y Pablo, así como la Catedral. El perderse por sus majestuosas calles es otra opción.
  3. Transiberiano: más que un destino es una aventura, que en la actualidad si la realizas te ahorrarás en torno a 700/800 euros. Recorrer Rusia, Mongolia o China, existen dos rutas que salen de Moscú, una termina en Vladivostok y la otra en Pekín. Lo mejor para aprovechar el viaje es planearlo cuidadosamente.
  4. Kazán: ciudad emergente y con grandes atractivos, se le suele llamar "la tercera capital de Rusia", destaca mezquita Qolşärif, una de las más grandes de Europa, un templo majestuoso, que incluye mezquita, pagoda, iglesia ortodoxa, sinagoga y el Kremlin de Kazán.
  5. Las joyas del lejano oriente ruso: arte, belleza y una naturaleza apreciada especialmente por los biólogos se aúnan, el viaje acostumbra a ser en barco durante 2 semanas y ofrece toda una experiencia.
Estos son algunos de los mágicos destinos que ofrece el país más grande en extensión de la tierra, cada uno de ellos con su porción de magia. Aprovecha la situación para ahorrarte dinero si estás dudando en hacer el viaje. No te arrepentirás de visitar la tierra de Pushkin.