Nadar por aguas cristalinas, pescar, andar en vela, pasear por las avenidas principales de esta pequeña localidad y beber los tragos más exóticos del mundo es posible gracias a los atractivos turísticos que entrega Búzios, un municipio alejado del bullicio de las capitales brasileñas, pero capaz de incentivar a quienes deseen vivir experiencias únicas e inolvidables.

#Brasil es sin duda un lugar soñado para miles de turistas que lo visitan año tras año. Sin embargo, ahora están de moda lugares que antes eran impensados en el país carioca y se convierten cada día más en destinos dignos de conocer, alejados de las multitudes y con la misma calidez del eterno verano caribeño.

Un ejemplo de tranquilidad, playas y vida nocturna es Búzios que se encuentra a 190 kilómetros de la poblada ciudad de Río de Janeiro. Este municipio, posee más de 22 playas y ocho kilómetros de extensión en toda la costa que lo hacen una ruta preferida para quienes no quieren pasear por las grandes urbes y desean unas vacaciones más serenas. Sus aguas reciben corrientes cálidas (del Ecuador) y frías (del Polo Sur), lo que convierten a esta antigua caleta de pescadores en un paseo obligado.

Playa, gastronomía y vida nocturna

Para comenzar el recorrido son características las calles Rua das Pedras y Orla Bardot, ya que en ambas se observa la vida sofisticada y llena de glamour del balneario. Estas avenidas tienen bares, restaurantes lujosos, alojamientos de todo tipo, cafeterías y discotheques. Entre las discos más reconocidas está Privilege que tiene una capacidad para 1200 personas, terraza, dos pistas de baile y ofrece distintos tipos de gastronomía.

También destaca el restaurant y discotheque Chez Michou que desde algunos años es famoso por sus crepes francesas dulces y saladas. Uno de los bares clásicos es Anexo, cuya especialidad es la música deep house y chill-out. Si de ambiente mexicano se trata, Zapata está diseñado con un completo estilo azteca y tiene música en vivo, restaurant y pista de baile.

Para los amantes de la cerveza, Devassa es el mejor de la localidad. Tiene una barra que sirve chops artesanales de calidad, y un buen ambiente que se combina con música en vivo y maravillosa vista frente al mar.

Actividades al aire libre

En Búzios se hacen principalmente deportes acuáticos. Es común ver personas practicando buceo, vela, pesca, kayak, surf y stand up paddle, pero también existen actividades en tierra como el golf, el tenis o la cabalgata. La vela por ejemplo, es lo que se realiza principalmente en las playas de Ferradura y Tartaruga, ambas aptas para principiantes y los expertos pueden practicar en las playas Rasa y Manguinhos. Quienes deseen aprender más sobre este deporte pueden hacerlo en la escuela Búzios Vela Clube donde se ofrecen distintos cursos para desarrollar esta actividad.

El buceo también es famoso en este balneario, porque sus aguas están aptas para ello, ya que son transparentes y tranquilas. Para practicar el snorkeling las playas João Fernandes, João Fernandinho, del Forno, Azeda y Azedinha son las mejores porque poseen poca profundidad. Si se desea bucear con cilindro lo más recomendable es viajar hasta Ilha da ncora, Gravatás, Filhote e Ilha Feia.

Finalmente, la pesca es una característica cultural de la zona, ya que abundan diversas especies que son una maravilla para los visitantes. Se pueden encontrar: anchoas, abadejos, xereletes, garoupas, cazones y pargos sobre todo en las islas Ncora y Gravatás. #Argentina #Turismo