Estos restaurantes de sushi son muy diferentes de aquellos que podamos encontrar fuera de Japón, ¿pero de qué forma?

En los Kaiten Sushi, o restaurantes de "sushi giratorio", las distintas piezas desfilan frente a los ojos del comensal sobre una cinta transportadora que atraviesa todo el local, de la cuál uno se va sirviendo de las que más le gusten y cuántas veces lo desee.

Este mecanismo además cuenta con un sensor que permite retirar aquellos platos que llevan circulando más tiempo; prácticamente los mismos platos girarán una y otra vez hasta que los comensales los vayan eligiendo. Si no nos convencen aquellos platos que giran ante nuestros ojos, podemos acceder a más opciones a la carta a través de una pantalla táctil, y a los pocos minutos ya lo tendremos "estacionándose" ante nuestra mesa.

Anuncios
Anuncios

Los Kaiten Sushi pueden llegar a ofrecer hasta 70 variedades de sushi, y otros platos típicos japoneses, tales como ramen, udon o gyozas. En cuánto a precio, en muchos de estos restaurantes los platos tienen un precio fijo, sim importar la clase de piezas de sushi que elijamos, o en otros también dependiendo del plato, cada pieza tiene un pecio distinto, cosa que hace de los Kaiten Sushi una opción muy rentable a la hora de comer, tanto para quiénes se encuentren de viaje en Japón como para sus habitantes en sí. La cuenta es calculada según el número y tipo de platos que se hayan consumido. En muchos de estos restaurantes, los platos tienen colores, diseños y formas que los distinguen el uno del otro, de acuerdo al precio, que puede variar generalmente entre los 100 a 500 yenes.

Los condimentos y utensilios necesarios pueden encontrarse cerca de los asientos, como por ejemplo los palillos, salsa de soja, pequeños recipientes para la salsa de soja, wasabi y gari (láminas de jenjibre encurtido) entre otros.

Anuncios

Los Kaiten Sushi son muy populares y concurridos debido a sus precios módicos, la calidad y frescura de sus productos y la rapidez de en su servicio. Otra opción para no dejar pasar. #Turismo #Trabajo