El museo del metro se encuentra en la parte este de Tokio, y cuenta con un gran número de carros históricos, pantallas de video, exhibiciones de carteles y señalética, maquetas de trenes y hasta juegos de simulación. El Museo del Metro de Tokio es el sitio ideal para los amantes de los trenes, chicos y grandes por igual.

La entrada del museo prácticamente simula la entrada de una boca de subte con su boletería, y que lleva a los visitantes a una sección dedicada a la primera línea de metro de Tokio entre Ueno y Asakusa (actualmente es la línea Ginza), que se inauguró en 1927. En la exhibición del período de 1920 hay un carro original modelo 1000 de 1927 basado en los coches del subterráneo de Nueva York, y un modelo 301 de la línea Marunoichi.

Anuncios
Anuncios

El museo también cuenta con exhibiciones sobre túneles y juegos de simulación, donde se permite a los niños jugar a conducir los trenes bajo la supervisión de personal especializado.

El museo también exhibe carros eléctricos del año 1938, como el modelo 129, donde los niños pueden jugar a operar sus puertas. También hay una biblioteca, sala audiovisual y un pequeño bar temático donde se puede descansar del recorrido tomando una bebida o un snack de las máquinas expendedoras.

Para llegar, precisamente se toma el subte de la línea Tozai desde la estación de tren Otemachi hasta Kasai. O sino se puede tomar la línea Marunoichi desde la estación de tren de Tokio. El museo recibirá a sus visitantes desde las 10 hasta las 17hs. Permanecerá cerrado solamente los lunes y en los días de víspera de año nuevo.

Anuncios

Por último, el coste de la entrada es de 210 yenes.

Cabe destacar que el subterráneo es uno de los #Medios de transporte más utilizados por los habitantes -y turistas- para desplazarse por la ciudad, ya sea por su rapidez como por su comodidad. Por lo tanto, qué mejor forma de darle el reconocimiento que merece que inaugurándole un museo dedicado enteramente a su historia y tecnología, y que nos de la oportunidad de aprender más sobre su funcionamiento viviéndolo de cerca. #Turismo #Museos