Ya era tiempo de que una de las mentes maestras de la animación japonesa, Hayao Miyazaki, tuviera su museo.

También conocido con el nombre de  Mitaka no Mori Ghibli Bijutsukan (literalmente, Museo Ghibli del bosque de Mitaka), el museo Ghibli está dedicado al fundador del estudio de animación del cual recibe el nombre y donde surgieron grandes éxitos animados que muchos otakus recordarán con emoción, tales como Ponyo, El Castillo Vagabundo, El Viaje de Chihiro, Mononoke Hime y Mi Vecino Totoro, entre otros.

Fundado en el año 2001, y situado en Mitaka, en las afueras del centro de Tokio, el museo es una visita obligada para los amantes del anime. El museo en sí está diseñado caprichosamente en el estilo distintivo de las películas de Ghibli, y muchos de sus famosos personajes están ahí, incluyendo al inconfundible robot en tamaño natural del fime "Laputa: el castillo en el cielo", en uno de los jardines que rodean el predio, así como también una réplica en tamaño natural del mapache Totoro, dándonos la bienvenida desde una caseta en la entrada del museo.

Anuncios
Anuncios

En el primer piso del museo se exhiben la historia del estudio Ghibli y de las técnicas de animación, además de contar con un pequeño teatro dónde se proyectan cortometrajes animados hechos exclusivamente para el museo. En cambio, la segunda planta está dedicada para exhibiciones temporales. El museo también cuenta con una cafetería, área de juegos para niños, una azotea con jardín y una tienda de recuerdos, dónde se pueden comprar muñecos de peluche del personaje de Totoro, entre otros objetos y la Sala Gato-bus.

Para llegar desde Tokyo, se puede tomar el tren de la línea JR Chuo, hasta la estación de Mitaka. De ahí salen los inconfundibles micros amarillos desde la estación hasta el museo, cuyo precio ronda desde los 210 yenes, sólo de ida. Luego para ida y vuelta costará unos 320 yenes, y los niños sólo pagarán mitad de precio. 

Las entradas para el museo pueden comprarse por Internet, a través de sitios como Japanican y Voyagin, o si ya se está en Japón, pueden conseguirse en tiendas de conveniencia (conocidas también con el nombre de combini). Es imporante tener en cuenta que las entradas deben comprarse por estos medios con anticipación, y reservarlas para la fecha en que se hará la visita, ya que el museo no cuenta con boleterías.

El precio de la entrada es de 1000 yenes para adultos, y jóvenes de entre 13 y 18 años pagan 700 yenes, niños de entre 7 y 12 años pagan 400 yenes, de los 4 a 6 años pagan 100 yenes y por último, los menores de 4 años entran gratis.

Anuncios

En cuánto a horarios, el museo recibe  sus visitantes de miércoles a lunes, de 10 a 18 hs. 

Sin duda alguna, aquellos fans del anime que se encuentren visitando Japón o estén planeando hacerlo, amarán este lugar.  #Turismo #Museos