La mezquita Sheikh Zayed bin Sultan Al-Nahyan se erige como una gran perla de belleza sin igual en el centro de Abu Dabhi. Esta obra del #Arte de la arquitectura mundial en color blanco puro, de deslumbrante mármol, símbolo sin dudas de belleza, paz y grandiosidad, es una de las construcciones en ese material mas grandes del mundo. No por nada es considerada como una de las mayores mezquitas que se hayan construido, con una capacidad para albergar a unos 40000 fieles.

En su interior podemos encontrarnos que sus paredes cuentan con diversos diseños realizados con inscrustaciones de piedras preciosas como el lapislazuli, nácar y amatista, así como con sus 82 cúpulas y mas de 1000 columnas, también vemos numerosos candelabros de oro dispuestos para uso y una espectacular alfombre hecha en su totalidad a mano, la cual es considerada como la mas extensa del mundo, realizada nudo a nudo por 1200 mujeres que la tejieron durante dos años, todo un verdadero trabajo artesanal hecho con profundo amor.

La sala de oración principal está dominada por una de las arañas más grandes del mundo, mide unos 10 metros de diámetro y 15 metros de altura, confeccionada en oro, plata e incrustaciones de piedras Swarovski, una gran joya digna para coronar un lugar sagrado.

Sin dudas el Sheikh Zayed bin Sultan al-Nahyan convirtió un sueño en realidad al construir una mezquita como esta de belleza incomparable, lamentablemente El no pudo verla finalizada, ya que su construcción comenzó en 1998 pero recién culmino en 2007, tres años después de su muerte.

Anuncios
Anuncios

El Sheikh Zayed bin Sultan al-Nahyan, fue un gobernante muy amado por sus súbditos, es considerado el padre de los Emiratos Árabes Unidos y gobernó durante 40 florecientes años.

La Primer ceremonia realizada en la mezquita fue el funeral de su ideologo, y en el exterior de la Gran Sala de oración se encuentra su tumba, donde se recitan versos del Corán las 24 horas del día, todos los días del año.

En los jardines exteriores que rodean la mezquita encontramos piscinas de aguas cristalinas que amplifican su inigualable belleza y paz. De día los llamativos colores blanco y oro brillando en el sol le otorgan una belleza imponente en la noche por un sistema de iluminación única estos colores se transforman al reflejar las distintas fases de la luna, toda una genialidad del artista Yusef Abdelki

Quienes quieran visitarla por favor no olvidar el código de vestimenta para ir a un lugar sagrado como este, esto es cubrirse la cabeza y portar ropas holgadas, si es posible vestir con ropa tradicional y así no perder una oportunidad de experimentar el sentimiento árabe.

Anuncios

#Turismo