El ramen es uno de los platos más populares de Japón, de hecho, no hay serie de animé en la que veamos a los personajes comerla en algún episodio. También son muy frecuentes en las ciudades japonesas aquellos puestos de comida al paso que sirven esta delicia.

El ramen es una sopa de fideos enrulados y que lleva además otros ingredientes, tales como alga nori, carne, brotes de soja y hasta huevo, y fue traída desde China e introducida en Japón. Por lo tanto, ya era momento de que tuviera un museo en su honor.

El Museo del Ramen está ubicado en la zona de Shin-Yokohama, y expone un camino sobre la historia de las sopas ramen en Japón, pero sobre todo a atracción principal es de este museo es una réplica de una calle de Tokio Shitamachi de los años '50, con varios puestos y tiendas de ramen, que ofrecen cerca de 9 variedades, como por ejemplo el miso ramen, el shoyu ramen o el tonkotsu ramen, las clases más conocidas.

Anuncios
Anuncios

También sirven porciones más pequeñas para degustación, y cada tazón se pide a través de máquinas expendedoras que están delante de cada tienda. Lo que sí, cada plato se paga aparte, el precio de la entrada no incluye consumiciones dentro del museo. También cuenta con una tienda de recuerdos, en las que se venden toda clase de utensilios para preparar y comer ramen.

El coste de la entrada es de 300 yenes (sólo la admisión, como se dijo anteriormente, la consumición se paga aparte). Su horario de apertura es de 11 a 22 horas todos los días,  los fines de semana y días festivos hasta las 10:30. Si bien la zona en dónde esta ubicado no es del todo interesante, la única cosa que destaca de la zona de Shin-Yokohama es el museo del ramen.

Pero no es el único, también está el Cup Noodle Museum, en honor al ramen instantáneo -también muy presentes en los animés- y a su creador, Momofuku Ando.

Anuncios

Este museo, podría decirse que es el hermanito menor del de Shin Yokohama, está también en la misma ciudad, pero en el distrito Minato Mirai, y apunta más a ser un museo interactivo, dónde la gente puede prepararse su propia sopa con los ingredientes que desee. Además se proyecta una película educativa que cuenta la historia de la empresa Nissin Food, fundada también por Momofuku Ando, tras haber inventado las sopas de ramen instantáneo en 1958. En este caso, el coste de la entrada de este museo es de 500 yenes. #Turismo #Nutrición #Museos