Alessandro Dávide vive en Italia hace sólo cinco meses y nos cuenta su historia experimentando nuevas costumbres desde que decidió partir de Argentina.

Bárbara Distef: ¿Por qué decidiste ir a vivir a Italia?

AD: Fue bastante impulsivo, no quería venir a Italia pero por una cuestión de casualidades o causalidades terminé viniendo y haciendo mi vida desde cero. Conocí #Europa gracias a una chica de la cual estuve muy enamorado y nos pudimos conocer, pero al final no resultó debido a daños por el tiempo hasta volver pero sabía, desde el primer momento en que llegué que este es el lugar donde siento más pertenencia que en mi propia tierra.

Anuncios
Anuncios

Volví a Argentina, pero en un plazo de nueve meses después de mi primera visita, estuve de vuelta con todo para empezar de nuevo. El camino para llegar hasta acá fue tan rápido y tan intenso que cuando finalmente llegué, pensé en muchas otras cosas que podría haber hecho antes de abandonar mi país. Así de impulsivo fue, rápido, prácticamente instantáneo.

BD: ¿Y ahora cuáles son tus metas a corto y largo plazo en tu #Aventura europea?

AD: Sin duda, no es volver a la Argentina hasta al menos haber triunfado en mis proyectos de independización. Estudiar en una Universidad local en otro idioma me atrajo mucho. Vivo en una ciudad donde se hablan dos idiomas, italiano y alemán. Luego, quiero tener una casa donde pueda traer, de vez en cuando, gente de Argentina para tomar mates en familia.

De momento, a corto plazo, hacer muchos amigos, trato de conocer lugares a donde me pueda ir, ya que no estoy 100% seguro de si me quedo en uno u otro país.

Anuncios

BD: ¿Actualmente a qué te dedicas?

AD: Hago trabajos voluntarios de Cáritas, desde limpieza hasta tareas administrativas, ya que me mantengo con mis ahorros mientras aprendo el idioma lo suficiente como para poder trabajar en algo mejor o mejor pago, por supuesto.

Con respecto a lo académico, fui estudiante de Ingeniería en Mar del Plata, pero no alcancé a terminar la carrera por razones económicas. Pienso continuar acá, pero más enfocado a lo que me gusta que es la informática. La educación, como dije, se hace en otros idiomas. En mi caso, tengo buen manejo del inglés e italiano y estoy aprendiendo alemán, que es a lo que me dedico la mayoría del tiempo.

BD: ¿Cuáles son los aspectos que destacas de Italia y cuáles de Argentina?

AD: A ver… Es una lista larga para decirte todo, seguro algo me queda en el tintero. Lo primero que se da cuenta uno es lo bien que funcionan los servicios públicos, la limpieza y educación de la gente. Es algo que uno nota enseguida. No digo que en Argentina sean brutos, sino que son esos detalles que cuentan como la conciencia social para mantener la limpieza y la organización.

Anuncios

Es notable como todos siempre piden “por favor” y agradecen, y son concretos y directos en las respuestas. Cuando algo es “no” es “no” y “sí” es “sí”).

En cuanto a lo que destaco y también extraño de Argentina, es la calidez de la gente, el simple hecho de poder tener la conversación de tu vida en una parada de colectivo con alguien que no vas a volver a ver, sin pedir nada, sólo charlar. Tomar mates en grupo es algo que no creo que exista en otro lugar.

En definitiva, son las costumbres sociales las que se extrañan, porque cuando hay muchos argentinos en un lugar, seguro, se hacen notar.

BD: Es muy linda tu conclusión final. Te hago una última pregunta,  ¿crees que vas a vivir nuevamente en Argentina alguna vez o no está en tus planes?

AD: Sí, quiero volver en algún momento, pero todo dependería de qué tanto tengo que perder acá al irme o qué puedo ganar al volver, pero sí, sin dudas.

BD: Me parece una muy buena respuesta. Gracias por haberme confiado un poco tu historia.

Seguí leyendo la #Entrevista haciendo click abajo

¿El dinero rinde más en Italia o en Argentina? 

¿Cuál es uno de los trabajos mejores pagos del mundo?