La discusiónsobre las confesiones de Lena Dunham en su biografía, “Not That Kind Of Girl”, no se han terminado. Algunos pasajes dellibro de la protagonista de la serie "Girls" hangenerado mucho debate sobre la sexualidad de niños y adolescentes. La preguntaplanteada: ¿Qué es normal y que constituye un abuso?

En dichospasajes, Lena Dunham admite haber jugado, a los siete años con los genitalesde su hermana, Grace, quien tenía un año.

Además, confesó haber sobornado a suhermana con caramelos para besarla en los labios, y practicar auto-erotismo enla cama, junto a ella. Tal comportamiento continuó hasta que la actriz cumpliódiecisiete años.  Además, dijo que lecausaba un “placer perverso” dar malas noticias a su hermana para que estafuera más dependiente de ella y la abrazara. Lena misma admitió: “Hice todo loque un predador sexual haría para cortejar a una jovencita suburbana”.

Para losexpertos, este tipo de exploración es relativamente común. Debby Hebernick,profesora adjunta de la escuela de salud pública de la Universidad de Indiana,dijo: “Es común para los niños pequeños explorar de esta forma sus propioscuerpos e incluso aquellos de los amigos o hermanos. No significa que esté bien. Y es igual de común para los padres, profesores y cuidadores ponerlímites y enseñar a los niños lo que está bien y lo que está mal”.

La AcademiaAmericana de Pediatría dice que los padres deberían esperar que el “manoseo”ocurra. En HealthyChildren.org, manejada por la academia, dicen que a loscuatro o cinco años de edad un niño puede mostrar interés en tocar “sus propiosgenitales, o los genitales de otros niños”. Sin embargo, Dunham continuó con suconducta  hasta los 17 años.

Muchas personas han expresado disgustomediante las Redes Sociales. Por ejemplo, una usuaria de Facebook llamada DanielleHauslaij, comentó:  “Esos extractos sonaterradores… y de ninguna manera normales”. Otra persona llamada Chris Allen, escribió: “No he leído su libro, y con seguridad no lo haré ahora. No le daré aesta mujer ni un centavo. Basándome en los extractos que leí, suena como que elpadre de Lena estaba abusando de ella (o apoyando y dirigiendo el abusohacia la hermana menor). De todos modos, era abuso, y Md. Dunham no parecelamentarlo en absoluto, de hecho, parece desear ganar dinero contándolo. Es unindividuo muy enfermo. De ninguna manera debería permitirse que represente elfeminismo”.      

Parecehaber consenso sobre que, de ser un hombre quien hiciera lo que Dunham hizo, talesacciones jamás serian toleradas.

Una mujer llamada Jenny Bright dijo en feminspire.com:“Dunham debería  sufrir consecuencias porlo que nunca, ni soñando, permitiríamos a un hombre hacer. ¡Dios nos libre deque un hombre blanco, republicano, escriba unas memorias describiendo algo comoesto! ¿Puedenimaginarse lo rápido que él sería arrestado?”. Otramujer llamada Liz, opinó: “Si un hombre de veintiocho años escribiera sobre suhermano menor, comparando su propio comportamiento con el de un predadorsexual, esto sería recibido de forma diferente.

Él no  tendría donde refugiarse de las intensas críticas”. 

La protagonistade Girls, al principio, se mostró enojada por los duros ataques, y dijo que losmedios conservadores “retorcieron” sus palabras. Pero luego, se disculpódiciendo que lamentaba si las situaciones descritas en el libro eran “Dolorosaso traen malos recuerdos a la gente”.    

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más