Semana tras semana o es el F.C. Barcelona o es el Real Madrid los que encadenan uno u otro récord en la liga española. Si no hace mucho era Messi el que batía el récord goleador de Zarra, ayer, con su victoria ante el R.C. Celta que cayó por 3-0, Ronaldo alcanzó y superó su gol número 200 en la historia de la Liga.

De paso, el goleador portugués conseguía con sus tres goles un nuevo hat-trick y ya suman 23 nada menos. Estos registros son casi sobrehumanos y no se atisba en el horizonte a nadie que pueda llegar a superarlos, siquiera a alcanzarlos en muchos años. Jorge Valdano, el comentarista y ex entrenador argentino manifestó que pasarían generaciones hasta que los récords de Cristiano y Messi se pusieran en cuestión.

Por su parte, el Real Madrid, con esta victoria igualó el récord de triunfos consecutivos que tenía el F.C. Barcelona desde la era del técnico holandés Frank Rijkaard. El Real está a un pasito de superarlo y tiene un calendario para ello bastante propicio. El partido, que fue declarado como de alto riesgo, transcurrió con tranquilidad. La jornada anterior había sido de infausto recuerdo para el #Fútbol español tras las violentas peleas entre los neonazis del Frente Atlético y los seguidores del Deportivo de la Coruña que terminaron con la muerte de uno de estos últimos, apaleado y tirado luego al río. Sin embargo, no hubo en esta ocasión incidente alguno y la victoria fue incluso sencilla para el equipo blanco. El partido se abrió con un gol de penalty que las cámaras revelaron luego como injusto. Berizzo, entrenador del equipo celeste diría luego que este gol cambió completamente la dinámica del partido que se le hizo insuperable a su equipo.

Cristiano Ronaldo, con estos tres nuevos goles, continúa a la cabeza de los goleadores de la liga española con 23 goles en 13 encuentros, lo que ofrece una media de 1.77 tantos por partido. Es un registro inaudito en la Liga española y de continuar con esa efectividad el goleador luso superaría los 60 goles. Hay que recordar que el récord actual lo ostenta Messi con 50.