En este caso les traigo la receta del pan de hamburguesas, que hoy dejó de ser algo irrelevante, ya que todos sabemos la variedad de lugares que existen y que compiten por brindar este tipo de platos de comida rápida y transformarlos en una experiencia única, en la que el pan cobra su protagonismo.

Otro ítem a tener en cuenta es la posibilidad de realizarlos en casa, sin aditivos químicos.

Para ello como sugerencia les aconsejo que en lo posible las hamburguesas se preparen y asen preferentemente en la parrilla. De este modo quedarán jugosas en el interior, al tiempo que dejaremos una capa crujiente ligeramente ahumada en el exterior.

Anuncios
Anuncios

También podemos acompañarlas con cebolla caramelizada o una buena mostaza o salsa ketchup. Para otros acompañamientos podemos incluir hojas verdes -que no necesariamente tienen que ser de lechuga; también pueden ser brotes tiernos-.

En resumen, el secreto del éxito reside en: una buena carne sin ningún aditivo; un delicioso pan con un punto dulzón, e ingredientes nobles.

Para ello necesitaremos estos ingredientes:

  • harina,1 k.
  • sal, 20 g.
  • levadura, -si es fresca 50 g, y si es seca o instantánea 16 g.-
  • leche, 600 ml.
  • azúcar, 50 g.
  • huevo, 1 (batido para pincelar)
  • semillas de sésamo, c/n
Preparación:

Colocamos la harina en un recipiente grande junto a la sal. En otro disolvemos la levadura y agregamos el azúcar. Luego integramos las dos preparaciones; en este caso no es necesario realizar una masa previa.

Anuncios

Dejamos reposar la masa, -que debe tener una textura lisa- envuelta en papel film, unos 20 minutos.

Transcurrido ese tiempo dividimos la masa en bollos de aproximadamente 80 gramos, y los colocamos sobre una placa, dejándolos descansar unos 10 minutos. Luego estiramos con el palo de amasar cada bollo, tratando que cada uno alcance unos 10 cm de diámetro.

Los colocamos en una placa enmantecada, apenas tocándose unos con los otros (esto ayudará a que conserven la humedad). Pintamos con el huevo batido, y decoramos con las semillitas de sésamo, dejándolos levar al doble de su volumen. Cuando esto suceda horneamos a 180°C por 20 minutos. Es muy importante precalentarlo previamente.

Su duración es de 48 horas y para congelarlos se envuelven en el papel plástico transparente, durando un mes.

Podemos hacerlos con anticipación y tenerlos pre-horneados, para luego darles una horneada cuando los descongelemos; quedarán como recién hechos.

¡Espero que los disfruten! #Familia