Finalmente se conoció la identidad del cazador que mató a Cecil el león más amado de Zimbawe, quizás del mundo y que agonizó cuarenta horas.

Según datos aportados por los diarios La Nación, el Confidencial y BBC Mundo, originalmente se había pensado en un hombre de nacionalidad española al ser España el segundo país de Europa importador de cabezas de león.

Pero en realidad el responsable de la muerte de Cecil, es un afamado dentista norteamericano llamado Walter James Parker. La persona responsable del Equipo de Conservación Animal de la reserva de Zimbawe, Johnny Rodrigues, confirmó que el cazador que mató al famoso león es este ciudadano de Minneápolis, Estados Unidos de América.

Anuncios
Anuncios

El dentista quien está hace más de veintisiete años al frente de una clínica, conocido por varios spots publicitarios donde se lo puede ver al promover que “ Una buena sonrisa lo dice todo”, es un cazador ya conocido quien asegura que todo lo hizo llevando adelante las directivas de los guías profesionales. Este conocido cazador deportivo, a quien se le realizó una entrevista periodística por su “hazaña” de cazar un alce con arco y flecha, ya estaba siendo investigado por haber mentido respecto al lugar donde se encontraba un oso negro pues como se sospecha habría estado en una zona de protección de los #Animales.

Este hombre, quien a través de un comunicado expresó que estaba muy mortificado por lo que sucedió, y que él ignoraba que se trataba de un animal tan querido, aclaró que todo lo había hecho “al amparo de la ley”, ya que guías profesionales habían chequeado sus permisos.

Anuncios

También manifestó que no sabía la identidad del león hasta que ya era tarde y que estaba muy apenado por lo ocurrido, porque él “adoraba esta actividad y se había asegurado esté todo en regla, lo último que quería era terminar con la vida de este león”. Algo muy difícil de creer, tras haberlo torturado y masacrado de esa forma. Y fundamentalmente, haber pagado esa suma por terminar con un animal como ése, detalles que a un cazador “ tan experimentado” no se le suelen escapar.

Palmer dijo que ni las autoridades norteamericanas ni el gobierno de Zimbawe se habían comunicado con él, sin embargo, ya hay dos detenidos que serán llevados a los tribunales enfrentando cargos de hasta quince años de prisión y la policía zimbawense asegura que Palmer deberá presentarse bajo el cargo de caza furtiva. #EEUU #Maltrato Animal