En #Rusia muere una mujer cada 40 minutos por #Violencia de género. Es en este país donde se decretó ayer una polémica ley que despenalizará la mismísima violencia de género.

Esta nueva ley, promulgada por el presidente ruso Vladimir Putin, establece que las agresiones ya no son consideradas delito excepto que el agresor reincida en el plazo de un año. En tal caso, será procesado y penado con cárcel, pero la justicia no actuará de oficio: es decir, será procesado sí y solo sí el agredido logra probar los hechos por sí mismo.

Rusia no contaba con una ley específica sobre violencia de género. Los casos que llegaban a tribunales se juzgaban por violencia o actos agresivos del ámbito familiar. Las agresiones se podían penar con hasta dos años de prisión. Ahora la pena se conmutará con el pago de una multa de 500 dólares, un arresto administrativo de 15 días y hasta 120 horas de trabajo comunitario.

Esta ley fue promovida por el ala ultraconservadora de la Duma (el Parlamento Ruso). Fue la diputada Yelena Mizulina, presidenta de la Comisión de Familia, Mujer e Infancia, quién la impulsó bajo el eslogan de que el Estado no debería intervenir en demasía en la vida familiar.

Según Mizulina, la despenalización afectará a "asaltos físicos que no requieren atención médica" y que son, en su opinión, "disputas familiares con consecuencias menores". La diputada fue también una de las impulsoras de la ley contra la propaganda homosexual, que desde 2013 penaliza la promoción de actos sexuales entre personas del mismo sexo.

Se calcula que en Rusia mueren entre 12 mil y 14 mil mujeres por violencia de género, según datos difundidos por el Ministerio del Interior Ruso en 2012.

El informe estima que 36 mil rusas por día sufren malos tratos de sus parejas, aunque se considera que un gran porcentaje de los casos no se denuncian. La violencia de género en Rusia sigue siendo uno de los principales tabú.

Que Rusia tolere la violencia de género una vez al año es una regresión en el marco de las movilizaciones y leyes que alrededor del mundo reivindican los derechos de las mujeres.