Se ha llevado a cabo el tan esperado encuentro con el Papa Francisco, quien recibió en el Vaticano a Estela de Carlotto y a su nieto recuperado Ignacio Guido. Estela de Carlotto es la presidenta de la Organización #Argentina de Abuelas de Mayo, y este agosto pasado tuvo el mayor regalo de su vida: recuperar a su nieto, quien nació en cautiverio en la época de la represión Argentina.

Según adelantó Carlotto, "fue una conversación maravillosa; todo muy lindo y nos habló con mucha franqueza", así se refirió Estela sobre su encuentro con el Papa.

Será mañana cuando se dé la conferencia de prensa oficial sobre el encuentro en la embajada Argentina en Roma, ahí explicará los detalles del evento, aunque también adelantó que les habló de todo un poco.

Anuncios
Anuncios

La reunión comenzó primero con Estela e Ignacio en el Aula Pablo VI del Vaticano, así lo anunció la Santa Sede en el comunicado que pronunció al respecto. Luego se reunieron en la "auletta" donde pudo asistir toda la familia, ya que viajaron muy bien acompañados. En total eran 20 personas las que participaron de la reunión, ya que iban los hijos de Estela y todos sus nietos. La conversación que denominaron como muy "cordial" duró unos 30 minutos.

El Papa Francisco ya tenía el honor de conocer a Estela Carlotto ya que en abril del año pasado él la había recibido y ella le había expresado su deseo más profundo de encontrar a su nieto.

De hecho, fue el Papa quien le envió una carta de su puño y letra en agosto cuando se conoció la noticia de que Carlotto había encontrado a su nieto.

Anuncios

En la misiva el Papa Francisco reconoció a Carlotto la dura tarea que ha tenido todos estos años y la elogió porque pese a su sufrimiento siguió la lucha sin descanso.

Cabe recordar que Carlotto recuperó a su nieto después de 36 años pero fue él quien voluntariamente se acercó a las abuelas de mayo para encontrar a su verdadera familia. La organización ya ha recuperado 114 nietos y aún siguen en la búsqueda de otros 400.

La reunión de esta familia se ha caracterizado más que nada por su "emotividad" y por la presencia de todos los integrantes de la familia.

El Papa recibió varios regalos en esta visita, entre ellos un pañuelo de las Abuelas de mayo enmarcado, un poncho, y varias cartas de los habitantes de Olavarría donde vive actualmente Ignacio Guido.