Discutir a Tévez es ridículo, nadie puede dudar de sus cualidades como futbolista. Su gran carisma, sumado al talento, le consiguió el apoyo de todas las hinchadas. Triunfó en todos los equipos en los que jugó, es uno de los argentinos más ganadores de la historia con 21 títulos. Fue la figura en muchos equipos y es el líder de la Juventus, que le disputó mano a mano la final de la Champions League al Barcelona. Pero hasta ahora no ha podido encontrar su lugar en la albiceleste que hoy pelea la Copa América.

Luego de cuatro años, el jugador del pueblo volvió a vestir la camiseta albiceleste en un partido oficial. Ingresó cuando el partido no lo necesitaba y en una posición sumamente desconocida para él.

Anuncios
Anuncios

Jugó como volante interior, para recuperar la pelota y detener el ataque guaraní. Debió haber ingresado alguien que realmente pudiera controlar el partido y darle tenencia al equipo. Entró porque la gente explotó cuando lo vio salir a calentar y su participación fue, lógicamente, pobre. Y #Argentina empató un partido que ya estaba ganado, dejando sabor a derrota.

Esta no es la primera vez que los entrenadores de la Selección Argentina se vieron obligados a modificar el equipo para que "El Apache" pudiera jugar. Fue en el Mundial de Sudáfrica 2010 cuando Diego Maradona, por aquel entonces técnico del conjunto argentino, debió cambiar su esquema. En el país africano, Maradona cedió e incluyó a Tevez en el once titular. Luego de una primera fase accesible, Alemania le demostró al técnico que había cometido un grave error.

Anuncios

No se podía dejar a Mascherano solo en la mitad de la cancha, mientras se sumaban cinco jugadores ofensivos (Maxi Rodríguez, Di María, Messi, Higuain y Tévez). El resultado fue contundente e humillante; 4-0 para los europeos.

Un año después, Batista era el encargado de preparar el equipo para disputar la #Copa América que se jugaría en Argentina. "Carlitos" no era tenido en cuenta, pero la presión política y de la prensa obligaron al "Checho" a incluirlo en la lista. Sus aportes en la copa fueron pocos; ante Uruguay reemplazó al "Kun" Agüero, que había sido el mejor jugador argentino de la competencia con tres tantos. Encima, fue el único en fallar su penal en la definición desde los once pasos y Argentina quedó eliminada en cuartos de final.

A veces es preferible dejar a un jugador fuera de la convocatoria, no por sus cualidades, si no porque su presencia obliga a cambiar esquemas e ideas de juego que terminan siendo perjudiciales. Por ahora el "Tata" Martino tiene tiempo para encontrar una solución y explotar las virtudes de todos los jugadores. #Fútbol