Científicos estadounidenses y chinos han desarrollado un método que hoy revoluciona a la medicina ocular, éste es un nuevo paso hacia la regeneración, lograron un enfoque diferente sin tener demasiadas complicaciones como la cirugía que combate las cataratas congénitas en los pequeños recién nacidos, ésta es una técnica que utiliza células madres de los mismos niños, y regenera la lente de sus ojos.

La principal causa de ceguera es la pérdida de la transparencia en el cristalino así como las cataratas, los científicos indican que las células madres logran recuperar el tejido que se halle dañado dividiéndose para que se produzcan distintas células.

Anuncios
Anuncios

El tratamiento se probó en animales, y una clínica con alrededor de diez niños, quedando demostrado que ocasiona menores complicaciones que la cirugía que se realiza normalmente, y realmente tiene efecto, se confía en que es potencial para regenerar las células del ojo de los humanos.

Las células madres que hay en el ojo es decir, de la lente, se renuevan, pudiendo ser capaz de lograr una estructura que es incolora y que puede reflectar la luz, los científicos descubrieron esta técnica que no casi invasiva, que resguarda con integridad la capsula que se encuentra en el cristalino, estimulando el líquido que contornea la célula, así hace que crezca y arme una lente capaz de observar; en principio el experimento se realizó en roedores, y finalmente en bebes recién nacidos, además un grupo se realizó a cirugía que se practica con normalidad.

Anuncios

Los resultados demostraron que los niños que se realizaron la nueva técnica tuvieron menores complicaciones, y su cura fue ágil, después de tres meses tenían una clara visión, la regeneración se completó en todos ellos, por lo que tiene un gran impacto en las terapias regenerativas, ya que aprovecha al propio cuerpo para regenerar un área específica. Esto fue un resultado grupal exitoso, demostró que los padecimientos pueden ser tratados y como nuestros tejidos o nuestros órganos pueden regenerarse. #Salud #Enfermedades #Globalización