Si decimos que la serie dirigida y producida por Netflix, House of Cards, es un éxito, no estaríamos descubriendo nada. Para aquellos despistados que nunca la vieron, les contamos que el objetivo de la serie se centra en mostrar cómo los políticos norteamericanos llegan al poder y qué están dispuesto a hacer para alcanzarlo.

De cierta manera es una forma de desmitificar la política y mostrar sus lados oscuros: la corrupción, las traiciones y los negocios sucios. También muestra la influencia que tiene el periodismo, que cumple un rol más que importante en la política, estableciéndose vínculos de manera constante entre ellos.

Anuncios
Anuncios

El dato curioso y a la vez novedoso está en cómo surgió la idea de llevar a cabo una producción de este estilo. Según reveló un estudio que se realizó mediante un sistema de algoritmos, la mayoría de los usuarios que poseen Netflix, buscaron películas en las que actúe Kevin Spacey y también en las que el director haya sido David Fincher (quien fue el encargado de realizar películas como Red Social o Zodiaco) Otro dato que resultó fundamental fue que mucha audiencia se inclinaba por ver los dramas políticos producidos por la BBC.

A partir de este estudio, se puso manos a la obra y se decidió tomar la famosa serie de Michael Dobbs de los años noventa, producida por la BBC en Inglaterra, que trataba asuntos políticos, y hacer una versión renovada de la misma.

Ni bien se puso a disposición del público, la serie causó gran revuelo y se transformó en una de las producciones de Netlfix más miradas. El 18 de julio del año 2013, año en el que se emitió su primera temporada, estuvo nominada en los Premios Emmy en 9 categorías distintas, en las que se incluía mejor actor y mejor serie dramática, entre otras premiaciones. En 2014 sacaron la segunda temporada y este, la tercera.

En un principio el objetivo era hacer tan solo dos temporadas, pero debido al éxito que tuvo, Netflix no tuvo otra opción que alargarla para que los amantes y seguidores de Frank Underwood puedan seguir disfrutando de sus maniobras y estrategias políticas.

Anuncios

Para todos los fanáticos: en 2016 habrá cuarta temporada. #Televisión #Estados Unidos #Series